22 de Septiembre de 2018

Opinión

Caso Óscar Augusto: ¿hubo tortura?

En un hecho sin precedentes en el país, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas determinó otorgar $805,582.65 como indemnización al doctor y sus padres.

Compartir en Facebook Caso Óscar Augusto: ¿hubo tortura?Compartir en Twiiter Caso Óscar Augusto: ¿hubo tortura?

Casi dos años, Óscar Augusto, junto con sus familiares, vivió un infierno. Un día de septiembre de 2011 fue detenido por la Marina, llevado a la base naval de Las Bajadas, torturado una semana para declararse culpable de ser médico –es su profesión– de Los Zetas, portar armas de uso exclusivo del Ejército y delitos contra la salud. Y todo, según declaró a un medio nacional, por un pleito con un vecino, quien en venganza hizo una falsa denuncia para perjudicarlo.

La tortura resultó: Óscar Augusto confesó y entonces fue llevado al penal de Villa Aldama, Veracruz, donde pasó 21 meses hasta que el juez primero de Distrito en Procesos Penales revisó el expediente, halló notorias inconsistencias, lo declaró inocente y lo dejó libre.

Sus padres, ambos abogados, llevaron su caso a la CNDH y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, ésta última falló a favor del quejoso destacando el asunto como “un hecho sin precedentes en nuestro país”. Determinó otorgar $805,582.65 como indemnización a Óscar Augusto y sus padres, “a fin de compensar los conceptos de: daño moral, lucro cesante, pago de gastos y costas judiciales, así como gastos de transporte, alojamiento, comunicación o alimentación”.

En respuesta, la Semar manifestó (SIPSE.com 16 noviembre 2015) que la dependencia no ha admitido que su personal haya incurrido en actos de violación a los derechos humanos ni de tortura contra el doctor, y que tampoco aceptó que le entregaría una indemnización.

Sin embargo, también agregó: "la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, de acuerdo a lo establecido en la Ley General de Víctimas, en el mes de febrero de 2015 cubrió la reparación del daño integral fijado por la misma Comisión Ejecutiva en el marco de su Tercera Sesión Ordinaria 2015, celebrada el 21 de enero del mismo año, mediante el cual se determinó procedente la compensación con cargo a los recursos del Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral".

La aclaración parece aludir a aquella frase de “se acata pero no se cumple”. Por lo demás, es de lamentarse éste y todos los casos similares. 

Anexo “1”

Canaán, el buscador de ‘tesoros’

Podría estar disfrutando la vida junto a su esposa, cinco hijos y nietos, o realizando alguna actividad que le redituara algo para mejorar su haber de retiro. Pero no, el teniente Juan  Jesús Canaán es un hombre singular: busca cadáveres en fosas clandestinas. Su historia la dio a conocer la periodista Denise Mearker en su “Punto de Partida” del jueves 12 de noviembre, la retomó Milenio y la replicó Sipse.com el 17 de noviembre.

Canaán se incorporó en su natal Guerrero a un grupo que busca cuerpos sembrados en la tierra para ocultar su destino final. ¿Por qué? Él dice que quiere regresarle un poco de tranquilidad a madres, esposas, hijos y hermanos que esperan información sobre seres queridos no localizados. Y ya tiene un récord: 57 osamentas halladas en Iguala.

“Can 1”, su alias, dijo al reportero que los que están sepultados no son solo huesos, son tesoros, que para las familias que los reclaman tienen un valor incalculable", como invaluable es la misión que se ha echado a cuestas este hermano de armas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios