20 de Agosto de 2018

Opinión

¿Castigo y/o tratamiento?

El concepto del castigo se entiende como un medio estable por el cual una sociedad maneja ciertas necesidades.

Compartir en Facebook ¿Castigo y/o tratamiento?Compartir en Twiiter ¿Castigo y/o tratamiento?

Reflexión.- ¿Cuántas reflexiones pasarán en la mente de quien de alguna manera lee, escucha o ve un hecho con impacto social resultado del actuar público de una o varias personas? Encontrar la respuesta no será difícil, conocer la posición en la que se encuentra quien haga esa reflexión resulta trascendente para conocer los alcances de su posterior opinión.   

Castigo.- El castigo hace hincapié en una cuestión cultural que tiene como estrategia la sanción y que tuvo surgimiento años atrás, cuando se dejó a un lado la expresión de los valores y de las emociones como un proceso de control social. 

Aspecto sociológico.- La concepción sociológica del castigo se basó en la interpretación de los sentimientos del conflicto social que están expresados e invocados en el castigo, pues, en cualquier sociedad, castigar a un ser humano representa un tema simbólico por el que equivocadamente se piensa que se detendrá la delincuencia. 

En mi opinión.- El concepto del castigo se entiende como un medio estable por el cual una sociedad maneja ciertas necesidades, relaciones, conflictos y problemas recurrentes para que las relaciones sociales sean razonablemente estables y diferenciadas y se vincula directamente con las raíces del orden, que operan como un signo de la autoridad así como materialización final de la fuerza.

Entonces, desde esta perspectiva, el castigo es una compleja institución social, ya que a través del mismo no se tienen metas ni se establecen objetivos, en el último de los casos sólo tiene una simple represión equivocada para el resto de los integrantes de la sociedad, que en la mayoría de las ocasiones no resulta funcional.

Diferencia.- Por otro lado, el tratamiento enriquece de frutos los fines de todo orden penal normativo, porque busca la reeducación, rehabilitación y reincorporación del interno a la sociedad, en otras palabras, con el tratamiento correcto e individual se pretende lograr que la persona cambie su comportamiento criminoso, adquiera el respeto por el derecho y asimile como suyos los objetivos que persigue el orden social.

Finalizando.- Así, el tratamiento viene a ser un conjunto de actividades terapéutico asistenciales, cuyos objetivos están previamente establecidos desde el inicio, y que están  encaminados directamente a evitar la reincidencia de los infractores. El fin último de las acciones en el tratamiento se dirigen a modificar la conducta, teniendo en cuenta sus peculiares características personales con una atención correcta y con mecanismos específicos. 

El tratamiento no es un trato cordial para el delincuente, más bien es una medida que involucra diversos entes, tales como la prevención del delito y la reeducación social, cultural y familiar a fin de lograr el fortalecimiento del proyecto de vida de cada ser humano basados en el principio de igualdad a la luz de los derechos fundamentales.

Es tiempo de tomar decisiones: ¿castigo y/o tratamiento?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios