12 de Diciembre de 2017

Opinión

Chácara y kimbomba

Estos juegos tradicionales son callejeros por excelencia, practicados por niños y niñas de distintas edades desde hace casi un siglo en la península yucateca.

Compartir en Facebook Chácara y kimbombaCompartir en Twiiter Chácara y kimbomba

Dos juegos tradicionales, callejeros por excelencia, practicados por niños y niñas de distintas edades desde hace casi un siglo en la península yucateca son la chácara y la kimbomba. En lengua maya se dicen del mismo modo sólo que adaptados a su fonética. 

A la chácara también se le conoce en otras regiones como avión por la forma del trazo que se dibuja en un suelo plano y firme.

Don Jesús Amaro dice que el nombre yucateco de este juego quizá sea una corrupción de sácala, que es lo que debe hacerse durante todo el juego: sacar con el pie la marca (bollo de papel mojado) que antes es lanzada al cuadro.

Pudo ser al principio, en una especie de dislalia infantil, chácala y de ahí chácara, para evitar el vocablo infantilizado. Al menos no se le conoce otro origen.

El DRAE da dos acepciones para la voz chácara (del quechua antiguo): la primera dice que es un americanismo finca o granja y, la segunda, bolsa tejida con fibras vegetales. En Colombia y Venezuela es monedero.

Este juego, mayormente jugado por niñas, tiene algunas variantes, la más común consiste en lanzar, desde una línea de tiro, una marca al primer sector o cuadro de la figura, luego se parte saltando sobre uno de los pies, para entrar al sector y sacar la marca con el pie que se usó para llegar a él y regresar luego a la línea de tiro, siempre saltando.

Si el jugador no comete falta al pisar la línea del cuadro, sigue en el turno, tirando su chácara al segundo cuadro, sacándola y regresando a su lugar de tiro.

Así se sigue con los distintos cuadros hasta llegar al último sector que es redondo y donde el jugador puede descansar en dos pies. Después de los tres primeros cuadros se traza una marca especial de descanso donde el jugador puede pararse a caballo, pero sin pisar las rayas; si pisa alguna, toma su lugar otro jugador.

El juego de la kimbomba (quizá de origen chino), mayormente practicado por varones, se puede ejecutar con un mínimo de tres personas.

Para comenzar se traza un círculo con un diámetro de 2 m en cuyo centro se dibuja un cuadro de 15 cm por lado, donde se asienta la kimbomba (artefacto de madera de unos 10 cm de largo y de forma cónica por ambas puntas) para ser bateada por el jugador contrario.

Este juego se parece al béisbol: el o los jugadores que están sirviendo tendrán que hacer tres autes para que los jugadores del equipo contrario pasen a batear.

Esto puede terminar, previo acuerdo de ambos equipos, en cinco a diez rondas. También hay quienes dicen timbomba o escriben quimbomba.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios