23 de Septiembre de 2018

Opinión

Ciudadanos, pero no honorables

La peculiar tercia de personajes que se registraron ante el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) como candidatos “independientes” para la alcaldía y las diputaciones de Chetumal...

Compartir en Facebook Ciudadanos, pero no honorablesCompartir en Twiiter Ciudadanos, pero no honorables

La peculiar tercia de personajes que se registraron ante el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) como candidatos “independientes” para la alcaldía y las diputaciones de Chetumal, desató la polémica en los medios y las redes sociales por ser muy conocidos por la sociedad capitalina por sus malas notas.

Iniciando la semana, el Ieqroo anunció el registro de dos candidatos ciudadanos que contenderán por las diputaciones de los Distritos I y II, únicos que quedaron en control absoluto de la capital.

El primero en apuntarse en la contienda es el saltimbanqui partidista, siempre adicto a los reflectores, Francisco Torres Llanes, hermano del diputado local priísta Luis Torres Llanes y que pretende competir por el Distrito I.

Torres Llanes, conocido popularmente como “Francia”, ha militado en muchos partidos, de los que deserta por cualquier diferencia. En sus últimos años, lejos de la cobertura partidista, se convirtió en el “promotor” del voto blanco a nivel de patio.

Su último escándalo ocurrió cuando el Congreso local aprobó las candidaturas independientes, cuando sin razón aparente decidió enmascararse e interrumpir la sesión pública de la Legislatura, increpando a los diputados y recriminándoles su “tardanza” en aprobar la reforma que permitiría a los ciudadanos competir.

Pero la aspirante a contender por el Distrito II, Yolanda Méndez Aguilar, no se queda atrás, pues es bien conocida en la capital por su conducta beligerante, y por una que otra mancha en su expediente.

Yolanda Méndez militó en el PAN, donde colaboró en el proyecto de Mario Rivero Leal cuando quiso ser alcalde capitalino en 2008.

Después, Yolanda Méndez elaboró una maniobra para afectar a Mario Rivero, denunciándolo por un supuesto fraude en la venta de un terreno en Chiapas, con valor de tres millones de pesos.

Las acusaciones de la ex panista dieron como resultado la detención y encarcelamiento del chetumaleño que logró demostrar su inocencia.

La cola de Méndez Aguilar es mucho más larga, pues se le atribuyen fraudes a guarderías usurpando funciones al ostentarse como funcionaria de la Sedesol, cuando ya no trabajaba allí, además de que ha mantenido una abierta confrontación con el líder del sindicato de taxistas –al cual pertenece, ya que es dueña de varias concesiones- Eliezer Argüelles Borges, llegando al extremo de “crucificarse” en los bajos de Palacio de Gobierno.

Francisco Torres Llanes y Yolanda Méndez Aguilar se unen al devaluado ex panista Luis Ortiz Cardín, quien la semana pasada se registró como candidato independiente a alcalde de Chetumal, conformando una tercia de pesadilla como opción alterna a los partidos.

¿Conseguirá esta tercia del sur el respaldo del dos por ciento de los chetumaleños?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios