09 de Diciembre de 2018

Opinión

Clan de pillos

El ex director del Instituto Forestal de Quintana Roo, José Guadalupe Roque Alamina, desvió recursos federales con la creación de empresas fantasma para “robar”.

Compartir en Facebook Clan de pillosCompartir en Twiiter Clan de pillos

 

El ex director del Instituto Forestal de Quintana Roo, José Guadalupe Roque Alamina, desvió recursos federales con la creación de empresas fantasma para “robar”, sin que haya sido procesado y, en el mejor de los casos, inhabilitado para ejercer funciones públicas en el estado.
 
Documentos oficiales muestran cómo este esbirro de Víctor Alcérreca Sánchez no perdió oportunidad para hacer negocios a la sombra del poder. La creación de empresas con la complicidad de conocidos y amigos fue una práctica constante que ninguna autoridad detectó en años. En esos papeles se confirma que Roque Alamina desvió recursos del ramo 23, para destinarlos a supuestos apoyos para los programas forestales de Quintana Roo, aun cuando estos estaban etiquetados para la reconstrucción de mercados, expone el oficio R33 DPCGI0300 con fecha 30 de noviembre del 2009.
 
En ese documento se comprueba que el Ifoqroo recibió seis millones 155 mil pesos del Ramo 231 para la remodelación y construcción de mercados municipales.
 
Aunque estaba cerrado el presupuesto, Roque Alamina, en confabulación con funcionarios federales, logró destrabarlo el 30 de noviembre del 2009.
 
La maniobra, explica un anexo, serviría para la compra de equipos, maquinaria para aserraderos y generar empleos directos a los productores forestales.
 
Este escrito, que autoriza y entrega los recursos a José Guadalupe Roque Alamina, lo firman Paula Guadalupe González, en su carácter de subsecretaria de Desarrollo Regional, y Ángela Rivera Zapata, directora de Programación y Control del Gasto de Inversión.
 
La maquinaria y las instalaciones que servirían como aserradero para realizar el negocio millonario se montó en el Instituto Tecnológico Agropecuario Número 16 (ITA 16), escuela a la que se le dotó de maquinaria nueva para operar “inteligentemente”. Dicha maquinaria se consiguió de segunda mano, pero se facturó como nueva.
 
Lo anterior se comprueba porque los números de serie no cuadran con los supuestos equipos nuevos, aunado a que el supuesto proveedor de esta maquinaria no cuenta con una solicitud de compra.
 
José Guadalupe Roque Alamina contrató, para conseguir las facturas millonarias, a una empresa que no vende sierras industriales, ni mucho menos motores industriales.
 
El giro comercial de estas empresas, según explica la factura que se entregó para cobrar estos recursos millonarios, se dedica al mantenimiento, instalación y construcciones eléctricas.
 
Y pertenece a un ingeniero eléctrico de nombre Celestino Medrano Grajales, íntimo amigo de Roque Alamina.
 
La maquinaria nueva no existe. Nunca hubo apoyos a ejidos ni a productores, pero los seis millones de pesos desaparecieron del programa del ramo 23.
 
Y es que para comprobar el uso de estos recursos, José Guadalupe Roque Alamina generó un “Club de Tobi” con supuestos ejidatarios forestales.
 
Las reglas de operación para la entrega de recursos federales son claras, al explicar que son enfocadas en los ejidos a hombres del campo necesitados de recursos para emprender negocios sustentables que les permitan mejorar las condiciones de vida de sus comunidades.
 
Pese a esto, los recursos fueron asignados a parientes de este funcionario y actual colaborador de Víctor Alcérreca Sánchez.
 
Entre las empresas beneficiadas destaca -Maderas de la zona maya de Quintana Roo, integrada por una familia completa y no por una comunidad, como lo estipulan las normas de entrega de recursos.
 
Esta empresa, a la que se le entregaron 876 mil 800 pesos, la integran Santiago Vázquez Chabel, Elías Vázquez Cruz, Elmer Vázquez Cruz, Santiago Vázquez Cruz y Jacinto Cruz. O sea, ¡toda la familia Vázquez Cruz!
 
A esta familia, Roque Alamina entregó otros 876 mil pesos, para lo cual generaron la empresa “Industria Silvícola”. Los integrantes: Santiago Vázquez Chabel, Elías Vázquez Cruz, Elmer Vázquez cruz, Santiago Vázquez Cruz y Jacinto Cruz. Sí, leyó usted bien. Es el mismísimo clan Vázquez Cruz.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios