20 de Agosto de 2018

Opinión

Chamba para la Gendarmería

Unos mil gendarme participarán en tareas de seguridad y en la rehabilitación de algunas escuelas de Oaxaca, por orden del secretario de Gobernación.

Compartir en Facebook Chamba para la GendarmeríaCompartir en Twiiter Chamba para la Gendarmería

Para recobrar el control de la educación pública en Oaxaca, el gobierno federal, vía el estatal, rediseñó el Instituto Estatal de Educación de Oaxaca (Ieepo) y anunció apoyos con programas por varios miles de millones de pesos, tanto para maestros como para revertir la pobreza extrema, lo que no ha sido fácil ni para el gobernador Gabino Cué ni para la titular de la Sedesol, Rosario Robles.

Bien que se hagan esos intentos porque ya era insostenible que el magisterio disidente agrupado en la Sección 22 de la CNTE tuviera las riendas de algo tan prioritario para cualquier nación, como es la educación. En este escenario, el lunes pasado el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, informó que mil elementos de la Gendarmería participarán en la rehabilitación de algunas escuelas de Oaxaca, por orden del secretario de Gobernación.

Los gendarmes realizarán trabajos de electricidad y reforestación de los planteles, además de brindar seguridad en caso de que los maestros inconformes intenten socavar los esfuerzos del gobierno en perjuicio de los oaxaqueños. Sin embargo, nos parece que la Gendarmería no debe realizar esas tareas de remozamiento sino enfocarse en lo suyo, que son las tareas de seguridad, pues se demerita, por decirlo de alguna manera, la inversión y preparación de sus elementos que, seguramente, no estarán muy conformes con estas órdenes que finalmente deben acatar.

Y es que desde el anuncio de su creación se dijo que la Gendarmería sería un cuerpo élite de seguridad, pero parece que ha ido a menos, o por lo menos eso se percibe, veamos: primero se le subordinó a la Policía Federal como una división, lo que puede explicar la salida del doctor Manuel Mondragón y Kalb (no estaría el almirante bajo el mando de un civil, por supuesto); luego comenzó a operar con la mitad de los efectivos con que se planeó originalmente; después, fue asignado a tareas en comunidades rurales, en Michoacán, y ahora… chamba en las escuelas de Oaxaca.

Al respecto, cabe destacar que tanto el Ejército como la Armada disponen entre sus efectivos de personal especializado para realizar esas labores, que están previstas en los planes DN-III y Marina, por eso cuando se aplican vemos a soldados y marinos efectuar trabajos desde retiro de escombros y limpieza de calles hasta reconstrucción de viviendas. 

Insistimos en que es plausible el esfuerzo por la niñez oaxaqueña (con índices más bajos en logros académicos en el país), pero ¿por qué desviar a los gendarmes para esas labores en vez de aplicar ahí el programa de autoempleo? Con ello se lograría mejorar la infraestructura educativa y se daría un ingreso a la gente de la región que tanto lo necesita. Como dice el refrán, se matarían dos pájaros de un tiro.

Anexo "1"

'Milusos' en la Marina

En la Armada, particularmente en los buques, se aprende a ser polifuncional porque en las diversas maniobras todos los miembros de la tripulación desempeñan varias actividades que coadyuvan a que las operaciones se lleven con seguridad y a buen término: cualquier marinero debe saber nudos y costuras, lanzar la tiradera a la hora de atracar, operar un winche de levas, llevar la caña (timón), conducir una embarcación menor bogando o con motor, etc.

Además, muchos saben algún oficio que ejercen en algún momento. Por ejemplo, conocimos en nuestros años a bordo a personal de artillería o de comunicaciones que eran buenos cocineros; maquinistas que eran panaderos; los infantes de Marina eran los "milusos" porque había albañiles, electricistas, fontaneros, carpinteros, peluqueros, choferes, restauradores de lanchas de fibra de vidrio, mecánicos, tapiceros, etc.

Lo lamentable es que, por lo general, los comandantes los utilizaban en su propio beneficio, como en el caso de los asistentes, que eran comisionados como parte de su servidumbre, incluso cuando algunos mandos que no tenían derecho a ellos. Estos a quienes se decía que estaban "palancas" gozaban de ciertos privilegios que los demás envidiábamos... bueno, a veces.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios