22 de Mayo de 2018

Opinión

Derecho al sano medio ambiente

Cada vez es más frecuente la preocupación que tenemos las personas sobre los temas ambientales.

Compartir en Facebook Derecho al sano medio ambienteCompartir en Twiiter Derecho al sano medio ambiente

Si bien vivir en un ambiente sano es un derecho de todas las personas, es también una necesidad determinante de la calidad de vida y sobre todo es una cuestión de salud pública.

Las grandes concentraciones de población en las ciudades ocasionan diversos problemas ambientales que derivan en su mayoría en afectaciones que pueden llegar a cambiar la forma de vida de las personas.

Cada vez es más frecuente la preocupación que tenemos las personas sobre los temas ambientales y no es para menos, pues cada día nos enteramos de nuevos casos de contaminación, destrucción de vegetación y uso indiscriminado de químicos en el campo, por mencionar sólo algunos.

Cada vez son más los países que están incorporando a sus leyes la parte ambiental y el cumplimiento de las normas, y todo esto está enfocado a lograr una sana relación entre el hombre y la naturaleza y a la vez promover un cambio de actitud en el camino hacia la sustentabilidad ambiental, una sustentabilidad cada vez más demandante.

Si bien el Estado tiene la responsabilidad de preservar el ambiente, hay que reconocer que el respeto y cuidado del ambiente es un compromiso de todos.

Los problemas ambientales exigen que las personas intervengan y sean partícipes de las correcciones que hacen falta. En estas cuestiones, la distinción tajante entre la esfera del Estado y la de la sociedad civil (entre lo público y lo privado) se atenúa y pierde su tradicional nitidez.

Considero que no es tan complejo actuar con apego a la ley, basta con ponernos atentos a nuestros actos y no intentar realizar acciones con desprecio al medio ambiente, acciones que tarde o temprano nos van a cobrar la factura.

Como usted sabe [email protected] lector, hay acciones que por puro sentido común (que no es el más común de los sentidos) no debemos realizar, sin embargo, las llevamos al cabo, aun sabiendo que está mal lo que hacemos y que al no existir una sanción inmediata nos atrevemos a realizarla y algunas personas de manera cotidiana. 

Por ejemplo podemos ver a muchas personas lavando su banqueta usando una manguera a todo lo que da de agua, también vemos a personas que tiran la basura en cualquier lugar y esas acciones, al no ser reguladas con firmeza, se convierten en actos cotidianos realizados sin reflexionar en los daños que causamos.

Creo que es tiempo de dejar de ser tan irresponsables y asumir la parte que nos toca y no dejar que la ley se convierta en letra muerta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios