23 de Octubre de 2018

Opinión

La neblina y sus efectos

Aire caliente, superficies frías, factores que se combinan para formar esa misteriosa compañera de las mañanas yucatecas, pero ¿'quién' es?

Compartir en Facebook La neblina y sus efectos Compartir en Twiiter La neblina y sus efectos

En estos días en Yucatán ha estado amaneciendo con una densa neblina que deja un paisaje muy especial. 

Nos permite observar nuestra ciudad de una manera que pocas veces tenemos la oportunidad de ver, pues entre la bruma se pueden divisar nuestras calles, nuestra gente, nuestro entorno. Pero ¿qué es la neblina y por qué se presenta en esta zona del país?

Debo comentarle que existen dos factores atmosféricos –la niebla y la neblina- que, a pesar de ser fenómenos distintos, se forman en áreas donde hay mucha humedad, como por ejemplo valles de ríos, lagos y puertos. 

Si el aire caliente se encuentra con superficies frías, entonces la humedad del mismo se condensa formando la niebla. 

La principal diferencia entre la niebla y la neblina radica en su densidad; es decir, en la distancia hasta la que permite una u otra la visibilidad. Si es posible ver a menos de 1 km. de distancia a través de la nube, se dice que es niebla, mientras que si se puede ver entre 1 y 2 km se llama neblina.

Por las propiedades ópticas de las partículas de agua que forman la niebla (específicamente la dispersión de la luz), en ella se ve favorecida la visibilidad del color amarillo, esto explica el color de la luz de faros y luces antiniebla.

También se puede distinguir un fenómeno del otro dependiendo del tono que tome la nube a la distancia. La neblina tiene un color azulado, mientras que la niebla tiende hacia el marrón.

En medio de la niebla sólo es posible observar los rayos solares, a diferencia de la neblina, que tiene menor densidad de gotas de agua en el aire y permite su paso. 

En nuestro entorno, cuando amanecemos con una densa capa de neblina significa que al paso de las horas tendremos una temperatura bastante elevada, ya que la evaporación de densidad de agua de la neblina es la antesala de un día con mucho calor. 

Existen varios tipos de neblina: la ligera y densa; la espesa e impenetrable. Y cada una tiene sus consecuencias y beneficios para la naturaleza. De manera especial, cuando tengamos la presencia de neblina en nuestras calles y carreteras debemos observar medidas de seguridad al conducir, por ello es necesario tener presente encender las luces -no importa el tipo de neblina-, no para ver, sino para que nos vean.

Así entonces, frente a la conducción con neblina éstas deben ser las principales reglas: reducir la velocidad, encender las luces y extremar precauciones.

Recuerde: ¡prevenir es vivir!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios