19 de Septiembre de 2018

Opinión

Apagón colectivo

Es evidente que los principalmente interesados en concluir la transición en tiempo y forma son Televisa, TV Azteca, televisoras locales y nuevas cadenas.

Compartir en Facebook Apagón colectivoCompartir en Twiiter Apagón colectivo

Confirma el Instituto Federal de Telecomunicaciones: El cese de las emisiones analógicas de los operadores de televisión (apagón analógico) está programado para cumplirse a fines de 2015.

Aclara que del monto original de 26 mil millones de pesos para la compra de pantallas por parte del gobierno habrá que descontar más de 4 mil millones debido al recorte presupuestal anunciado por la Secretaría de Hacienda.

Se descontarán 3.8  millones de televisiones de los 13.8 millones programados para cubrir el noventa por ciento de los hogares más pobres del país. 

En el lucrativo negocio de la televisión comercial, el sustento económico radica en la venta de tiempo aire para la mercadotecnia de muchas compañías que utilizan este medio para anunciar sus productos y servicios al consumidor.

La Ley Federal de Radio y Televisión establece que el tiempo destinado a propaganda no excederá de dieciocho por ciento del tiempo total de transmisión en cada estación. Si esto se cumple, se pueden calcular los minutos de comerciales que someten al espectador cada jornada frente al aparato. 

Es evidente que los principalmente interesados en concluir la transición en tiempo y forma son Televisa, TV Azteca, televisoras locales, las dos nuevas cadenas a designar a principios de marzo, los diversos fabricantes de pantallas y por supuesto las múltiples empresas anunciantes de alimentos, servicios, salud, gobierno, dulces, bebidas, etc.

Hasta ahora Ifetel no ha explicado cómo va a resolver el entuerto, y uno se pregunta si no es obligación moral  de las instancias comerciales mencionadas sumarse al proyecto, aportando de su bolsa el faltante, motivo del recorte.

A menos que consideren que al ser un programa asistencial para indigentes, previamente seleccionados por Sedesol, los patrocinadores no tengan la responsabilidad social y el interés de hacer llegar su publicidad a una población con capacidad de gasto fuertemente restringida. También es razonable suponer que los medios de comunicación no consideren su obligación colaborar en este delicado asunto con el Estado mexicano. 

Sólo resta que los partidos políticos en campaña electoral convenzan a la señora Rosario Robles de dar prioridad en la cobertura a los estados sujetos a elecciones, evitando dejar sin señal a millones de votantes.

 ¡Vaya biem!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios