22 de Mayo de 2018

Opinión

La tablita

Entre el nadie sabe, nadie supo, suponemos que algo ocurrió pero ¿será que algún día supondremos que alguien sabía y no lo dijo? #Yamehicebolas

Compartir en Facebook La tablitaCompartir en Twiiter La tablita

A ver, vamos a ver, estamos tratando de informarles del curso de las investigaciones, pero cómo les explico o sea este digamos que nos hallamos en el camino porque apenas hace unos días no pero ahora tenemos indicios que nos autorizan a presentarlos así como así a los medios de información  para  de algún modo advertir a la opinión pública porque de segurito todos ustedes quieren saber más del entramado operativo y yo quisiera contarles más y ser muy claro para que me entiendan y normen su criterio, pero ahí van los avances periciales entregados a esta procuraduría por los expertos forenses acreditados adscritos al río Cocula, donde los restos encontrados evidencian gran confusión por estar entremezclados huesos achicharrados y molidos de diversos semovientes con algún fémur humano según se desprende del dictamen de los despojos enviados en mensajería urgente hasta la Universidad de Innsbruck  y, fíjese usted, sea lo que sea, para conocer la verdad conviene ser pacientes en lo que las aguas se calman y no prestarse a urgencias que manipulen resultados ya de por sí extraños que nos impidan asentar el pie correcto para confirmar las hipótesis del caso porque los sucesos en Iguala igualan en contundencia otras realidades de conflicto salpicados por intereses oscuros que buscan menguar la confianza de los ciudadanos en sus instituciones y el estado de derecho en la resolución de esta y otras innombrables masacres de esos malillas y confirmo sería aventurado de mi parte estarlos tanteando con conclusiones precipitadas de la situación actual porque son varias las tragedias y no se da uno abasto con la cantidad de fosas descubiertas a pesar de las horas y horas sin dormir y con el rostro trémulo, como estabales diciendo no se gana nada con especulaciones estériles que nos ciñan para aclarar lo  que yo como todos los mexicanos urgimos saber, por eso me atrevo estableciendo un marco de referencia para exponer de una manera idea precisa mi circunstancia y de cómo me siento en este momento, mencionarles como ejemplo aquel juego lúdico de nuestra feliz infancia que estoy seguro todos recordamos cuando en el patio en corro cantábamos dos y dos son cuatro cuatro y dos son seis así hasta cuarenta y tres, brinquen la tablita yo ya la brinqué, brínquenla de nuevo  yo #ya me cansé.
 ¡Vaya biem!m

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios