20 de Octubre de 2018

Opinión

Sobresaliente actitud

Estudiantes de la Uady no se han quedado de 'brazos caídos' ante la huelga y están promoviendo amparos para regresar a clases.

Compartir en Facebook Sobresaliente actitudCompartir en Twiiter Sobresaliente actitud

Dentro del ríspido periodo de huelga que mantiene la Asociación Única de Trabajadores Administrativos y Manuales de la Uady (Autamuady) con las autoridades escolares, me parece sobresaliente recalcar la actitud responsable de estudiantes del último semestre de la Facultad de Derecho y Contaduría y Administración.

Haciendo frente común, han promovido diversos juicios de amparo en juzgados federales, manifestando su enérgica protesta por ser desalojados de sus campus. Defendiendo su fundamental derecho de utilizar la infraestructura necesaria para su mejor desarrollo académico, recibir educación de calidad y realizar en tiempo y forma los trámites de titulación en las diferentes facultades de la institución.

El 29 de enero los tribunales Segundo, Tercero, Cuarto y Quinto de Distrito del Poder Judicial de la Federación negaron la suspensión provisional de los quince amparos promovidos aduciendo, entre otras razones, que no hay tal afectación por la propuesta de continuar con su educación en sedes alternas.

Posiblemente los jueces consideran que es legal desplazar a los educandos de su Alma Mater, dando por sentado que asistir a instalaciones que no cumplen con la estructura requerida garantiza la correcta impartición de cátedra. Insinuando, vaya usted a saber, que a ellos les daría lo mismo revisar expedientes en un juzgado que en una lonchería.

Lo rescatable del asunto es que, sin amilanarse ni dejarse vencer por la negativa, alumnos de la Facultad de Ingeniería Química, en su justa demanda, promovieron un segundo bloque de amparos ante los juzgados de Distrito del Poder Judicial de la Federación.

Es muy importante recalcar con toda claridad que dicha postura “de ninguna manera pretende disolver la huelga, pero sí hacer urgente se implementen las medidas pertinentes para lograr la coexistencia de ambos derechos”.

Deseable será que los encargados de la justicia en México resuelvan favorablemente estas solicitudes y dicten  jurisprudencia para garantizar que -en su auténtica y genuina razón para discutir controversias laborales- los sindicatos y autoridades responsables de la enseñanza pública, patrimonio de los yucatecos, no violenten en sus demandas el innegable derecho del estudiantado de recibir educación digna, libre y de excelencia. Su única razón de ser.

¡Vaya biem!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios