18 de Febrero de 2018

Opinión

Abusados con los feminicidios

Mujeres que protestaron por el más reciente asesinato de una mujer, exigieron declarar la 'alerta de género' en Yucatán.

Compartir en Facebook Abusados con los feminicidiosCompartir en Twiiter Abusados con los feminicidios

Para no echar a la borda: unas 40 integrantes del colectivo Reflexión y Acción Feminista efectuaron ayer domingo un performance en la Plaza Principal de esta capital, para demandar a las autoridades estatales intervenir e investigar casos de feminicidios, el más reciente, el de Alejandrina Chacón López, ocurrido el pasado 16 de julio.

De acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), en Yucatán se han cometido 67 feminicidios –calificados como tal- en los últimos nueve años y en México, en términos generales, ocurren siete al día.

Las integrantes del colectivo Reflexión y Acción Feminista demandaron que se active la alerta de género, como ya se ha hecho en el Estado de México, medida que ha sido solicitada en ocho estados del país porque prevé acciones de prevención, seguridad y justicia para combatir la violencia en contra de las mujeres.

En la representación, las mujeres se dejaron caer al piso a manera de una escena de crimen –ellas le llaman también die-in-, y pancartas con las leyendas: “si tocan a una, respondemos todas” y “mujeres en resistencia”.

Una de las activistas aprovechó para citar el caso de Alejandrina Chacón López, quien fue ultimada en Umán, población conurbada a Mérida, el 16 de julio pasado. El cuerpo fue encontrado en unos montes con signos de violencia y tortura.

En Yucatán, el feminicidio sí está tipificado como delito grave en el Código Penal del Estado, pero no existen protocolos definidos para su investigación y, por lo tanto, se resta peso jurídico a las sentencias aplicadas; inclusive varios casos quedan impunes.

El 19 de marzo de 2014, el Congreso del estado –que termina sus funciones el próximo 1 de septiembre- aprobó una iniciativa proveniente del Gobierno del Estado para tipificar el feminicidio como delito grave y dejar de encubrir crímenes de odio por razones de género bajo el engañoso tipo de “crímenes pasionales” que justifica al agresor e impide establecer medidas de reparación y de no repetición.

Fue 2013, el año donde más homicidios dolosos en Yucatán se han registrado: 10, de los cuales ocho de las víctimas fueron mujeres. Estos últimos crímenes fueron considerados feminicidios por organizaciones no gubernamentales (ONG), aunque la entonces Fiscalía General del Estado (FGE) tuvo sus reservas para calificarlos como tales.

Tres de los ocho asesinatos de mujeres se cometieron en abril, cifra inusitada en la entidad. Cinco presuntos homicidas fueron detenidos, uno se suicidó y dos casos siguen sin resolverse.

La entonces fiscal general, Celia Rivas Rodríguez (ahora diputada local electa del PRI), señaló en su momento que los asesinatos de mujeres en Yucatán suelen ser crímenes pasionales y que era prematuro asegurar que se tratara de feminicidios. El equipo de derechos humanos Indignación consideró que sí eran crímenes por razones de género, pues las mujeres fueron ultimadas con violencia extrema.

El Observatorio Nacional del Feminicidio en Yucatán reportó que de agosto de 2007 a finales de 2012, 51 mujeres fueron asesinadas por sus parejas. Con los ocho crímenes ocurridos de febrero a mayo de 2013, la cifra ascendía a 59 crímenes.

El informe del observatorio destacó que si bien Yucatán y su capital, Mérida, son las localidades más seguras del país, era necesario reconocer los asesinatos de mujeres por condición de género. Indicó que entre 70 y 80 por ciento de las denuncias de maltrato a mujeres por sus parejas están relacionadas con el consumo de alcohol y los celos son el detonante de casi todos los feminicidios.

Algunos casos de 2013

El domingo 19 de mayo, Adybe Margarita Euán Chan, de 32 años de edad, fue encontrada degollada, en la ciudad de Umán, conurbada a Mérida. No hay detenidos.

El 19 de febrero, Julio César Castro Alejos ahorcó a su pareja, Gemma Guadalupe Pech Castillo, de 28 años de edad, y luego se suicidó. En el poblado de Tekax, el 3 de marzo, Marcelino Uluac May asesinó a cuchilladas a su esposa, Leidy Marlene Briceño. El agresor está detenido.

El primero de marzo, en un predio de la colonia Nueva San José Tecoh, en Mérida, fue violada y asesinada a golpes una menor identificada por las iniciales MAPQ. El victimario fue detenido. El 12 de abril, en un predio del fraccionamiento Plan México Poniente, Mérida, el trailero Joaquín Baños Pérez, alias El Huacho, asesinó de 16 cuchilladas a la mesera Prudencia Poot Can, y se entregó a la policía estatal.

El 19 de abril, en Mérida, fue muerta a martillazos Cecilia Cuate Ocampo, de 70 años, por Jessyca del Carmen Herrera Pino, de 24. El 21 de abril Víctor Manuel Amaro López mató a cuchilladas a su esposa Cecilia Isabel Carrillo Bote, de 28 años, y está bajo proceso.

El 9 de mayo fue encontrada asfixiada la maestra jubilada y prestamista Nelly de los Ángeles Conteras Ramírez, de 68 años.
Amiguitas y amiguitos, ya saben: sugerencias para que existan más agrupaciones femeninas que se preocupen esclarecer esos crímenes, llamados feminicidios, enviarlas a [email protected] y/o [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios