18 de Febrero de 2018

Opinión

Los mayas y el comercio con el altiplano central

Los mayas comerciaron con los nahuas del Postclásico Tardío y los mexicas no tuvieron la fuerza de los teotihuacanos para irrumpir en estas tierras.

Compartir en Facebook Los mayas y el comercio con el altiplano centralCompartir en Twiiter Los mayas y el comercio con el altiplano central

La región maya durante el periodo Posclásico era la zona de mayor concentración demográfica y con mayor número de ciudades enclavadas en los altos de Chiapas, Guatemala y sobre todo en la Península de Yucatán.

Después de la caída de Mayapán, había no menos de dieciséis señoríos independientes en la Península, entre los que destacan: Chacán Putún, Can Pech, Ah Canul, Chakán, Ceh Pech, Hocabá, Tutul Xiu, Sotuta, Ah Kin Chel, Chikinchel, Cupul, Tazes, Ekab, Cochuah, Uaymil y Chactemal.

También hay que precisar que estos señoríos independientes no fueron un impedimento para el despliegue de una economía lo suficientemente próspera, que se beneficiara con el intenso flujo comercial costero.

Las rutas de comercio ya estaban definidas desde los periodos Preclásico, Clásico y sobre todo durante el Postclásico.  
Entre las rutas destacan: la ruta terrestre del Golfo de México que venía del Valle del Anáhuac, bajando por la franja costera del Golfo, cruzando las tierras mayas siguiendo el curso del río Usumacinta hasta Centroamérica, pasando cerca de la costa del Mar Caribe. La ruta comercial marítima del Caribe enlazando todo el territorio maya probablemente desde Nicaragua,  rodeando la Península de Yucatán e internándose en las aguas del Golfo de México y posteriormente por tierra hasta el Altiplano Central.

En la costa oriental de Quintana Roo, el puerto de Tulum era un enlace vital entre las rutas navegables que unían la Península con Centroamérica y el Caribe, pero también recordemos que existieron otras terrestres que se dirigían a Tehuantepec y, de allí, a los territorios controlados por la Triple Alianza.

Tanto en la ruta marítima como en las rutas terrestres circulaban productos como sal, jade, cacao, obsidiana, algodón, plumas, pieles, basalto, cerámica, herramientas, miel e incluso piedra caliza.

Los mayas comerciaron con los nahuas del Postclásico Tardío y los mexicas no tuvieron la fuerza de los teotihuacanos para irrumpir en estas tierras. 

En realidad la capacidad de expansión territorial de la Triple Alianza de México, Tezcoco y Tlacopan parece precaria si se le compara  con el estable y extenso dominio imperial teotihuacano.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios