25 de Mayo de 2018

Opinión

La anastilosis, una técnica para restaurar monumentos

Mucha gente desconoce lo procedimientos que se llevan a cabo para reconstruir vestigios porque, en muchos casos, quedan en informes especializados y 'privados'.

Compartir en Facebook La anastilosis, una técnica para restaurar monumentosCompartir en Twiiter La anastilosis, una técnica para restaurar monumentos

Durante las intervenciones llevadas al cabo en varios edificios del estilo Puuc a lo largo de casi 20 años, uno de los aspectos que han causado gran polémica es la reintegración por anastilosis de varios de los elementos de los edificios, que van desde paramentos hasta bóvedas y frisos.

Estas intervenciones se han realizado respetando los criterios establecidos en la Carta de Venecia, que en su artículo 15 menciona que la anastilosis es la recomposición de las partes existentes de un monumento, pero que se hallan desmembradas.

Asimismo, el arqueólogo y arquitecto yucateco Augusto Molina Montes abunda diciendo que “…la posibilidad de llevar al cabo una anastilosis está condicionada a que se encuentren las partes originales y que se conozca su sitio exacto en el conjunto” [12].

Por otra parte, la “Carta del Restauro 1972”, admite entre una serie de métodos de reintegración, la “anastilosis documentada con seguridad” e inclusive permite la utilización de elementos de integración, siempre y cuando sean mínimos (Artículo 7, inciso 3). 

Consideramos que la falta de difusión de los factores que nos han permitido realizar la reintegración por anastilosis ha ocasionado una serie de malos entendidos.

Estamos conscientes de que la mayoría de las personas sólo tienen acceso al resultado final de las restauraciones, es decir a los edificios ya intervenidos y no pueden diferenciarlos de las “reconstrucciones”  que se hicieron en el pasado debido a que la apariencia final es similar en ambos trabajos.

La gran diferencia radica en la aplicación correcta de las técnicas de exploración, ya que si el derrumbe no ha sido alterado existen altas posibilidades de volver a armar el edificio, al que podemos considerar como un gigantesco rompecabezas; desafortunadamente este proceso queda registrado en informes especializados que muy rara vez llegan a publicarse.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios