19 de Septiembre de 2018

Opinión

Ta’: desecho orgánico, excremento

Tiene múltiples usos, pero el vocablo invariablemente se relaciona con lo mal que puede verse u olerse algo...

Compartir en Facebook <i>Ta’</i>: desecho orgánico, excrementoCompartir en Twiiter <i>Ta’</i>: desecho orgánico, excremento

El vocablo ta’ está relacionado con la imagen que los mayas yucatecos tienen acerca del paso de los productos de desecho a través de varios órganos, pues algunas secreciones del cuerpo, consideradas como productos orgánicos sucios, se asocian con la palabra ta’ (Lit. excremento, excretar). Pero también esta voz se relaciona con el desecho, residuo o basura de plantas y maderos, entre otros.

En el primer caso hallamos diversos significados: ta’ como sustantivo hace referencia tanto a los desechos orgánicos, suciedades, heces, estiércol o excrementos del ser humano o de cualquier animal: Tin pe’echak’taj u ta’ peek’ (Pisé miarda de perro). Como verbo refiere a la acción de excretarlos después de hecha la digestión. Defecar, evacuar: Táan u ta’ le miiso’ (El gato está cagando), Le chaampalo’ tu ta’aj in nook’ (El nené cagó mi ropa).

También se consideran como ta’ algunas secreciones del cuerpo: U ta’ u xikin máak (Lit. excreción del oído del hombre) es la sustancia crasa segregada por ciertas glándulas que existen en el oído externo. Ta’ ni’ (Lit. excreta de nariz) es la cerilla de las superficies de las membranas que cubren la nariz. Las lagañas se refieren con la locución ta’ ich (Lit. excreción del ojo) es la supuración solidificada que procede de la mucosa y glándulas de los párpados. Sin. ch’éem. Se presta al español en plural: ch’emes.

Los residuos de alimentos que quedan pegados en los dientes o las encías se describen con la locución ta’ koj. Se usa también para referir al sarro dental.

En el segundo caso hallamos las siguientes expresiones ta’ kij (de ta’ y kij, henequén) bagazo o desperdicio fibroso del henequén después de la raspa en las haciendas henequeneras.

Con la expresión ta’ che’ (Lit. desecho o residuos de la madera) se refiere a los aserrines o virutas. Como sinónimo se usa ma’ay che’. En cambio, ta’ ch’aak son las astillas o residuos de las maderas que se cortan con hacha.

Otro sentido es ta’ míis (de ta’ y míis, barrer, escoba) despojo de aseo. Basura que saca la escoba cuando se barre. Pul le ta’ míiso’ (Tira la basura). En tanto que ta’ cháak (de ta’ y cháak, lluvia) es el verdín, o moho que crece en el suelo por exceso de humedad.

La voz ta’ se ha prestado al español pero sólo para referir a los excrementos del hombre o estiércol de algunos animales: Ta’ de gallina, gallinaza: “Cuidado, no vayas a pisar la ta’ del perro”. “¡Fo, cómo apesta a ta’!”

En sentido figurado ta’, mierda (miarda en el español yucateco) se usa para describir a una persona vil, pedante y engreída: ¡Fo, es más miarda, nunca saluda! También egoísta o mala: “Préstame tu bici, no seas miarda".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios