13 de Noviembre de 2018

Opinión

Comenzar parejos

El programa “Bienestar Escolar” dota de paquetes de útiles escolares, a todos los alumnos de las escuelas públicas de primaria en el Estado.

Compartir en Facebook Comenzar parejosCompartir en Twiiter Comenzar parejos

Hay quienes ven la democracia como sinónimo de libertad y muchos otros que la identifican con la igualdad entre todos los individuos. Sin embargo, cada uno de los pueblos, naciones o estados, con sistemas electorales participativos, tenemos la prerrogativa de decidir en qué proporción mezclamos los componentes de este binomio sin los cuales no se concibe la vida moderna y el desarrollo social.

Pero a pesar de la diferencia que puede existir entre los países desarrollados y los que no lo son, como el nuestro, existen consensos sobre la manera para avanzar en el desarrollo social, en el mejoramiento del nivel de vida de la gente. Y si bien lo primero es abatir los problemas de hambre, desnutrición y salud, nadie duda que la educación es al mismo tiempo el primer nivelador social y el mayor impulsor del desarrollo individual.   

Después de muchas discusiones académicas se ha creado la idea de que la igualdad debe entenderse no como la estandarización de todos los individuos, sino como la igualdad de oportunidades, es decir que todas las personas, sin importar su origen, condición social o creencias, puedan tener las mismas oportunidades para desarrollarse y tener una vida productiva y satisfactoria.

Y quienes luchan para crear condiciones para una sociedad con igualdad de oportunidades le conceden cada vez más importancia a la necesidad de pugnar porque esta equidad pueda ser efectiva desde el principio de la existencia del individuo, desde su nacimiento o su edad más temprana. 

Es en el terreno de la educación donde los esfuerzos deben ser reforzados a fin de garantizar que no existan “barreras a la entrada” en el inicio del desarrollo infantil; que no existan obstáculos que impidan a los menores de edad asistir a la escuela y aprovechar sus enseñanzas.

En un Estado como el nuestro, para buena parte de la gente, los obstáculos principales pueden estar determinados por la condición socioeconómica familiar, que incapacita para asumir los costos escolares, por mínimos que fueran, de sus pequeños. 

Para alcanzar el objetivo de superar esos rezagos, es preciso ir reduciendo el impacto de los costos de la educación en las familias de escasos recursos, para ir disminuyendo los índices de deserción escolar.

Así es como debe contextualizarse el programa “Bienestar Escolar” del gobierno de Rolando Zapata Bello, que consiste en dotar de paquetes completos de útiles escolares, con mochila, a todos los alumnos de las escuelas públicas de primaria  en el Estado, así como  a los de secundaria de los municipios del interior del  Estado y de las comisarías de Mérida.

De manera adicional les entregarán un par de zapatos y dos camisas de uniforme a los alumnos de las comisarías de Mérida y los de los otros 105 municipios.

Es un buen paso para comenzar parejos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios