21 de Septiembre de 2018

Opinión

Cómo enriquecer las relaciones

Está probado que cuando le reconocemos y expresamos a alguien sus puntos positivos colaboramos a que mejoren su autoestima y su personalidad. Esto nos beneficia a ambos.

Compartir en Facebook Cómo enriquecer las relacionesCompartir en Twiiter Cómo enriquecer las relaciones

Hago sitio en mi pensamiento para todo lo positivo que hay en mí y agradezco todo lo positivo que hay en ti.- Agnes Repplier, psicóloga  

En las relaciones personales, así como en otros ámbitos, ayuda mucho centrarse en lo que enriquece y en lo que se disfruta para mantenerlas armoniosas. Cuando pensamos y nos centramos en lo que va mal en alguna relación (lo que generalmente e injustamente asumimos es culpa del otro), la relación irá de mal en peor. Pensar, sentir y expresar a menudo el aprecio y estimación que tenemos por la otra persona hará una gran diferencia en la convivencia.

Todos deseamos y gozamos ser valorados; que nos digan lo que hacemos bien y lo que es agradable de nuestra persona.

Está probado que cuando le reconocemos y expresamos a alguien sus puntos positivos colaboramos a que mejoren su autoestima y su personalidad. Esto nos beneficia a ambos. 

Definitivamente, podemos mejorar nuestras relaciones. Para esto, es importante fijarnos en cómo son los pensamientos y conceptos que tenemos de nosotros mismos, ya que llegan en “línea directa” a los demás. Si pienso: “Siempre me rechazan/ me dejan/ me lastiman” o “no soy atractivo/a, agradable/ interesante”, ¡así será!; en cambio, si pienso: “Mis relaciones con los demás son estimulantes”, “soy agradable, atractivo/a, e interesante”, “me tratan con aprecio y respeto”, “me valoran”, ¡así será! y nuestras experiencias al relacionarnos serán, asombrosamente, mejores. 

Todas las relaciones son dinámicas, están fluyendo con la vida. A veces, matrimonios y amistades estrechas, que se creía que serían duraderos, fracasan o se transforman. Cuando se entra en crisis hay que aceptarlo y, sin arrogancia, ojalá reconozcamos si nos descuidamos y lastimamos la relación. Tal vez decidamos entrar a “operación rescate” y rectifiquemos. Podemos aceptar con honestidad los errores cometidos en lugar de  culpar y ponernos a la defensiva o abandonarnos a la desesperanza pensando que todo está perdido.  

Revisar y corregir los conceptos y pensamientos negativos que tenemos sobre nosotros mismos es una disciplina que ofrece excelentes resultados, porque daremos paso a lo que  es noble, bueno e inteligente de nuestra persona; seremos menos críticos y más agradecidos con nosotros mismos y con los demás; proyectaremos una personalidad atractiva y luminosa. 

Es un verdadero deleite tener buenas y afectuosas relaciones ¡te lo aseguro!

¡Ánimo! hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios