17 de Diciembre de 2017

Opinión

Cómo mantener un destino competitivo; el caso de Los Cabos

Con poco más de 11 mil habitaciones y una tarifa promedio por encima de los 200 dólares por noche...

Compartir en Facebook Cómo mantener un destino competitivo; el caso de Los CabosCompartir en Twiiter Cómo mantener un destino competitivo; el caso de Los Cabos

Con poco más de 11 mil habitaciones y una tarifa promedio por encima de los 200 dólares  por noche, y aún sin los problemas del All Inclusive, el corredor turísticos San José del Cabo-Los Cabos es probablemente hoy día el Centro Integralmente Planeado (CIP) más competitivo del país en materia de costo– beneficio.

La zona, con un mercado natural de la costa oeste de Estados Unidos, se ha posicionado a diferencia de otros destinos mexicanos, como un sitio de lujo, que ofrece contacto con la naturaleza, pero aún con un ambiente de privacidad, e instalaciones y servicios con un alto nivel de calidad y confort.

Pero como cualquier destino, también enfrenta sus retos importantes. Los Cabos está justo en lo que Butler define como etapa de consolidación del destino. A futuro, existen varias opciones para el destino (mismas que ya han pasado otros destinos mexicanos como Cancún o Acapulco), aunque las posibilidades son básicamente dos: rejuvenecer o caer en declive. Curiosamente la llegada del huracán Odile en días pasados, pone a Los Cabos en una posición interesante en la toma de decisiones.

Las principales problemáticas del destino pueden agruparse en tres grandes rubros: 1) La comunicación vial: con una carretera transpeninsular que en tramos es peligrosa y que funciona además como vía de transporte de carga, boulevard turístico y autopista, todo al mismo tiempo; 2) El riesgo siempre inminente de la sobredensificación y del crecimiento turístico y poblacional descontrolado; 3) Como en muchos de los CIP y destinos de turismo masivo, está el tema de la desigualdad social y la división marcada entre el turista y el residente.

Afortunadamente Los Cabos tiene claro que quiere seguir siendo el destino exclusivo de México, y no cometer los mismos errores que han llevado a otros destinos del mundo y del mismo país a perder competitividad, y dejar de atraer a estos mercados de alto poder adquisitivo.

Desde mi punto de vista, como estrategia de destino Los Cabos debería:

1. Crecer de forma moderada, evitando sobredensificación y apostando por un turismo cada vez de mayor poder adquisitivo, alejándose de modelos como el All Inclusive.

2. Desarrollar infraestructura acorde al mercado que se pretende atraer; el mejoramiento de la carretera transpeninsular y la posibilidad de desarrollar vías alternas para evitar el tráfico y ruido cercano a la zona de hoteles y playas será clave (este componente está en proceso).

3. Apostar por posicionarse como un destino sustentable; el mercado que llega hoy a Los Cabos está consciente de sus impactos, y en la región poco se hace (o al menos poco se comunica) en este sentido.

4. Avanzar para tener un destino mejor cohesionado socialmente; cierto que hay que buscar la exclusividad y lujo para atraer mercados especializados, pero eso no está peleado con tener espacios públicos de calidad, accesos dignos a la playa, ciclovías, parques públicos y otros espacios que generen una mayor interacción entre el turista y el residente.

Suena sencillo, pero sin duda no lo es; el papel de todos los actores de la sociedad es necesario para lograr este gran objetivo. Y la decisión justamente es de ellos. 

En este momento, las decisiones adecuadas tomadas en el destino pueden llevarlo a continuar con este posicionamiento bien ganado, o por el contrario, a seguir los ejemplos de otros destinos que hoy añoran aquel turismo que realmente valía la pena.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios