17 de Diciembre de 2018

Opinión

¿Confianza en los políticos?

Iniciadas las campañas políticas en nuestro país, el panorama no pinta nada bien para los ciudadanos...

Compartir en Facebook ¿Confianza en los políticos?Compartir en Twiiter ¿Confianza en los políticos?

Iniciadas las campañas políticas en nuestro país, el panorama no pinta nada bien para los ciudadanos. El pulso de los candidatos se hace sentir sólo en los medios con propaganda muy barata en ideas, sin propuesta, donde los partidos se están tirando la basura que ellos mismos han ido acumulando a lo largo de sus respectivas historias; es decir, nos están demostrando el nivel que la política mexicana ha tenido históricamente y de la que cada vez los ciudadanos se están cansando. No les extrañe que los niveles de participación el día de las elecciones sean de los más bajos, cosa que como hemos visto en otros procesos, sólo beneficie a los partidos que cuentan con bases muy amplias.

Viene a mi mente un libro denominado “Ensayo sobre la lucidez”, en el que se relata cómo el día de una elección, más del 80 por ciento de los ciudadanos vota en blanco, creando con ello una fractura y  estrés muy fuerte para los integrantes de la casta política. Pero, ¿por qué una sociedad podría llegar a ese escenario que marca la novela de Saramago? Sencillamente por hartazgo. Llevamos décadas en las que el sistema político promete cambios, donde los integrantes de la “casta” (porque así se ven los políticos frente a los ciudadanos), gastan millones pertenecientes a la sociedad, con el único objetivo de llegar a ejercer el poder que les dará la posibilidad de incrementar su patrimonio, favorecer a sus contratistas, continuar con la semilla de la corrupción y lo peor, dejar endeudado al pueblo.

 Prueba de lo cansada que esta la sociedad de los integrantes del sistema político,  es el estudio “Diagnóstico sobre el Parlamento Abierto en México”, que presentaran en días recientes integrantes de las organizaciones como Transparencia Mexicana, el Instituto Mexicano para la Competitividad, entre otras, en las que se destaca que el 70 por ciento de los ciudadanos en México, no se sienten representados por la gente a la que le confiaron su voto, siendo más específicos, legisladores. Se evaluaron el Senado, la Cámara de Diputados, la Asamblea legislativa del D.F, y los 31 congresos estatales. El estudio concluyó que el poder legislativo en nuestro país es uno de los más opacos, ya que por ejemplo, nadie hace públicos presupuestos, esto a pesar de que los propios congresos han aprobado leyes de transparencia para el Ejecutivo, pero son omisos a rendirle cuentas a la sociedad, otro ejemplo es que sólo el 44 por ciento de los Congresos, permite a los ciudadanos presenciar el trabajo legislativo y sólo tres por ciento da a conocer las versiones estenográficas de los trabajos y discusiones. Le comparto la liga de internet donde puede consultar el estudio completo, y con ello amplíe su opinión antes de decidir por quien votar. http://www.tm.org.mx/diagnostico-de-parlamento-abierto-en-mexico/

Volviendo al escenario planteado en la novela antes referida y trasladándola a nuestra realidad, sólo me resta decir que, la gente ya no confía, y la “casta política”, tarde o temprano se llevará una sorpresa. 

¡Qué la pluma siga girando!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios