18 de Febrero de 2018

Opinión

Confiar en la vida

Hay que fluir con la vida. Dejemos que las cosas sucedan. Si luchamos contra la vida, siempre perderemos.

Compartir en Facebook Confiar en la vidaCompartir en Twiiter Confiar en la vida

La vida es generosa y siempre nos ofrece lo que más nos conviene.- Rainer María Rilke,  poeta  

Tenemos la costumbre de estar en actividad hasta agotarnos y sólo nos damos cuenta de lo cansados que estamos cuando nuestro cuerpo “grita” de fatiga. No hay que excedernos, bajemos el ritmo de actividades y descansemos. Si aprendemos a aceptar  que somos humanos, con límites y tiempos, con cualidades y defectos, podemos aceptarnos y amarnos así… nuestra vida será más relajada, saludable y productiva.  

Si dejamos a un lado tantas defensas y muros de contención que hemos ido construyendo a nuestro alrededor y aceptamos con honestidad nuestros sentimientos y necesidades aumentaremos nuestra perspectiva de vida. Igualmente, si aceptamos lo inevitable afrontando con inteligencia las dificultades que surjan, nuestro estado mental y emocional estará más equilibrado y sano. 

Hay algunas actividades que nos proporcionan más energía que otras; frecuentar y convivir con algunas personas nos da más energía que estar con otras, así como aprender a no engancharnos en conflictos y en situaciones que nos desgastan, todo esto redundará en más años y calidad de vida.  

Sentir nos hace humanos. Las emociones, realmente, no admiten adjetivos, no son ni buenas ni malas, tan sólo son. Lo que hacemos con ellas es lo que es bueno o malo. A muchos de nosotros nos enseñaron a negar nuestras emociones y a guardar nuestros sentimientos y al no fluir se pudren ahí adentro y deprimen nuestro ser.  

Hay que fluir con la vida. Dejemos que las cosas sucedan. No hay que resistirnos a que los acontecimientos pasen, pues lo que resistimos, persiste. Si luchamos contra la vida, siempre perderemos. La vida siempre ganará. 

Soltemos ideas fijas, prejuicios y creencias que nos hacen daño. La vida fluye y la situación que estamos ahora viviendo se desarrollará de acuerdo con su tiempo justo, en sincronía con el sabio tiempo del Creador y no a nuestro tiempo. La visión humana es limitada. Por eso y más fluyamos con la vida… ¡y todo resultará para nuestro bien!.   

¡Ánimo! Hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios