25 de Septiembre de 2018

Opinión

Congreso de Reumatología en puerta

Cabe destacar que, pese a los avances, muchos mitos rodean a estas enfermedades...

Compartir en Facebook Congreso de Reumatología en puertaCompartir en Twiiter Congreso de Reumatología en puerta

En sólo dos semanas, más de 1,500 personas se darán cita en Mérida para asistir al XLIV Congreso Mexicano de Reumatología. Cabe destacar que, pese a los avances, muchos mitos rodean a estas enfermedades, por lo que hoy aprovecho desvelar uno de tantos.

Desde épocas ancestrales, muchos alimentos se han visto relacionados con el incremento o presencia de problemas reumáticos dolorosos e invalidantes. 

Dentro de los que con frecuencia se citan y de cuyos mitos y realidades mucho se habla, tenemos  gota, artritis reumatoide o deformante (flagelo de mujeres jóvenes) y osteoartritis, que afecta a “viejitos”.

Las personas con antecedentes familiares o que padezcan alguna de estas enfermedades sienten gran preocupación por el consumo de carnes rojas o mariscos, muchos de ellos han asistido a todo tipo de consultas médicas alternativas y convencionales y han recibido dietas donde se excluyen las carnes. 

Pero ¿tiene esto en realidad algún sustento cuando de reumatismos hablamos?
Analicemos el caso de la artritis gotosa, famosa en la historia por afectar a reyes y/o gente rica, pero más conocida y temida por los depósitos de cristales de ácido úrico en las articulaciones y consecuente inflamación del dedo gordo del pie. Para que esto suceda no bastan los excesos de alimentos cárnicos o de alcoholes, sino también se requiere de factores genéticos predisponentes. Sin embargo, el consumo de carnes rojas, mariscos y algunos granos se limita porque pueden acrecentar el problema, mas no todos los amantes de vinos o selectos “cortes” serán víctimas de tan doloroso mal. 

También dentro de los mitos destacamos que con frecuencia personas de 50 años o más, con osteoartritis (problema que desgasta cartílagos -cual colchones- de las coyunturas), y los niños y mujeres jóvenes que sufren de artritis reumatoide o artritis deformante, siguen siendo  obligados a limitar el consumo de algunos alimentos por el temor infundado de que éstos les produzcan daño o empeoramiento de sus síntomas reumáticos. La realidad es que hasta la fecha no tenemos evidencias científicas que vinculen el consumo de carnes con la aparición de estas dos enfermedades y mucho menos con su progresión.  

Así bien, querido lector, los mitos y realidades aún continúan merodeando a la tierra del Mayab, razón por demás relevante para traer este Congreso de Reumatología del  10 al 14 de febrero, con el afán de seguir desentrañando las incógnitas que cubren, cual manto enigmático, los 200 problemas conocidos en esta especialidad. Tu asistencia como médico y/o paciente es imprescindible. Te espero.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios