14 de Diciembre de 2017

Opinión

Consejeros electorales, mal necesario

En mi particular punto de vista, creo que los salarios han venido a perjudicar el trabajo del Instituto Electoral del estado, y se debe de modificar parte de su reglamento precisamente para que los sueldos que reciben la totalidad de los consejeros pueda regularse.

Compartir en Facebook Consejeros electorales, mal necesarioCompartir en Twiiter Consejeros electorales, mal necesario

 

Mucho se ha cuestionado sobre el desempeño de los consejeros electorales del Instituto Electoral del estado.
Algunos incluso señalan que es “insultante” el salario que los consejeros reciben. Es por ello que cada uno de nosotros hagamos nuestro propio juicio,  por ejemplo, ¿qué harías con un sueldo de poco mas de 50 mil pesos al mes?. Además de recibir esa cantidad los consejeros reciben otras prestaciones como la gratificación de fin de año, aguinaldo, prima vacacional, seguros y sistema de ahorro para el retiro. A ello falta agregarle las aportaciones que hace el estado para  cubrir las cuotas al ISSSTE y al FOVISSSTE o al Seguro Social. 
 
En mi particular punto de vista, creo que los salarios han venido a perjudicar el trabajo del Instituto Electoral del estado, y se debe de modificar parte de su reglamento precisamente para que los sueldos que reciben la totalidad de los consejeros pueda regularse. El IEQROO sin lugar a dudas es un órgano importante que tiene que regular las futuras elecciones, pero en base a trabajo, que la gente sepa qué es lo que hacen, a qué se dedican, cual es la función de un consejero. Eso deberían de hacer cuando no hay elecciones, ofrecer de manera periódica talleres donde den a conocer para que existe tal figura y si vale la pena seguir manteniéndola. 
 
De por sí se ha cuestionado y mucho por los estudiosos en esta materia que en México los procesos electorales son de los más costosos del mundo y con peticiones de mas de 80 millones para un año en el que no hubo proceso electoral se confirma la “regla” no escrita. 
 
Y conste que aquellos que piden los millones y millones de pesos, son “ciudadanos” que ayudan al estado en una función electoral, no son “burócratas” que buscan beneficios sindicales o altas prestaciones para cuando los despidan les brinden excelentes liquidaciones ¡No! Los consejeros electorales son ciudadanos desinteresados en cualquier lucro que los pudiera beneficiar, son interesados institucionales en promover la cultura democrática, ¡ahá, sí como no¡.
 
 Ahora que, si el Ieqroo tiene prevista  la posibilidad de que sea el Instituto Federal Electoral el que se responsabilice de los procesos electorales locales con toda su amplia y también costosa estructura, de llevar a cabo el proceso , luego entonces por qué no piensan los consejeros del Consejo General, con ese gran ingenio que los caracteriza, en que sea precisamente el IFE el que en lo sucesivo se haga cargo de esta carga y con ello le eviten al erario quintanarroense semejante erogación de 110 millones de pesos para el 2013. 
 
La idea además de ser buena, es constitucional y legalmente posible. Así las cosas, ese enorme presupuesto que pretenden los consejeros del Instituto Electoral dejaría de ser una carga presupuestal y sería destinado por el mismo gobierno para aplicarlo en beneficio de cientos de quintanarroenses ávidos de soluciones en materia de seguridad pública, de salud, en educación, de vivienda, de servicios públicos, guarderías para madres solteras que trabajan, en fin, sobrarían espacios donde aplicarlo. Y es que estar en la holgazanería, maquilando en muchas de las veces cosas no relacionadas con sus encomiendas, además de tener todo el tiempo del mundo para hacer lo que se les antoje gozando de un sueldazo hacen que cualquiera de los simples mortales anhelemos ser consejeros electorales o cuando menos formar parte de un órgano electoral, ya que es un trabajo en el cual desquitan el sueldo cada que hay jornada electoral local.
 
Es mas que urgente que los diputados locales trabajen en una reforma a la ley electoral del estado en la cual se estipule por lo menos un tabulador de salarios, es decir, que los consejeros y demás personal hablando de direcciones y jefaturas, tengan un salario “decente” cuando no existan procesos electorales en puerta. No hay que perder de vista que la democracia no sólo son elecciones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios