17 de Octubre de 2018

Opinión

Contra civiles, cero impunidad

Sedena y Semar han procurado que sus hombres se conduzcan dentro de la legalidad, particularmente en el combate a la delincuencia organizada.

Compartir en Facebook Contra civiles, cero impunidadCompartir en Twiiter Contra civiles, cero impunidad

Cada vez con más frecuencia nos enteramos de atropellos, detenciones arbitrarias, desaparicionestorturas y, en el extremo, asesinatos de personas por parte de quienes deben protegerlas: las fuerzas armadas. Desde la llamada “guerra sucia” de los años 70, los militares no habían estado tan expuestos a la opinión pública, y si antes solo se sabía de abusos de parte de soldados, hoy también los marinos dan la nota.

Lo paradójico es que los secretarios de la Defensa y Marina han procurado que sus hombres se conduzcan dentro de la legalidad, particularmente en el combate a la delincuencia organizada en las calles, hechos en los que se enmarcan las denuncias y recomendaciones de la CNDH y las detenciones y consignaciones recientes.

De hecho, uno de los objetivos del Programa de DDHH de la Sedena es promover y fortalecer entre sus integrantes la cultura de respeto a losderechos humanos durante el cumplimiento de susfunciones. Y he aquí otra paradoja: para conocer el avance y progreso en el cumplimiento de esos objetivos, uno de los indicadores es el número de quejas presentadas ante el Ombudsman nacional.

Tlatlaya (Edomex) parecer ser el punto de partida de la reciente serie de hechos presuntamente delictivos en los que han sido implicados militares, y ya desde ese 2014, el general Salvador Cienfuegos Zepeda advirtió queel Ejército está para proteger a la sociedad,  respetando irrestrictamente sus derechos fundamentales y que “cualquier conducta que se aleje de este precepto habremos de llevarla a las instancias jurídicas correspondientes”.

Esa promesase cumplió con la detención,la semana pasada, de un oficial, por delitos contra la Disciplina y el Honor Militar por los hechos ocurridos en el estado de Veracruz, que derivaron en la muerte de un civil. LaArmadahizo lo mismo al poner a disposición de un juez federal a cinco marinos por su probable responsabilidad en la desaparición forzada de otro civilen agosto de 2013, encontrado muerto meses después, en Nuevo León.

Y el jueves, la CNDH emitió una recomendación alaSecretaría de Marina, por la detención arbitraria, retención y cateo ilegales, así como tratos crueles en agravio de tres hombres en Piedras Negras, Coahuila, en mayo de 2014, atribuibles a tres marinos.

Sin soslayar la gravedad del tema, opino que esas decisiones son una muestra de que en las fuerzas armadas las malas conductas tienen consecuencias, no hay, como nunca ha habido, impunidad. Habría que preguntarnos qué otras instituciones pueden decir lo mismo.

La recomendación

En su listado de recomendaciones por el caso de Coahuila, la CNDH pide“(…) que se imparta un curso y se diseñe un Programa Integral de Educación, Formación y Capacitación en materia de Derechos Humanos a los servidores públicos de la Semar, que incluya, en los casos de detenciones de cualquier persona en flagrancia, un escrupuloso procedimiento para ponerlos a disposición de la autoridad competente sin demora alguna, así como que en las denuncias de hechos y/o puestas a disposición no se expresen hechos simulados o no veraces ni se imputen indebidamente delitos con motivo de una supuesta flagrancia…”.

Existe el compromiso de luchar dentro del marco de la ley, los programas existen, ¿qué pasa entonces?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios