20 de Noviembre de 2018

Opinión

¡Cooon looos anarquiiistaaas!

Para anarquistas, Bakunin y los Flores Magón, no esta mala imitación de hooligans que hacen ver a Los Panchitos como bolcheviques de hueso colorado.

Compartir en Facebook ¡Cooon looos anarquiiistaaas!Compartir en Twiiter ¡Cooon looos anarquiiistaaas!

Lo dice Alfred, mayordomo de Bruce Wayne, cuando Batman se pregunta por las motivaciones del Guasón: “Algunas personas solo quieren ver arder al mundo”. 

Así querrían ser nuestros anarquistas que han devenido en anorcos a la ambigua, pero la verdad es que les falta charm, ese je ne sais quoi que tienen los verdaderos agents provocateurs al caminar. Digo, para anarquistas, Bakunin y los Flores Magón, no esta mala imitación de hooligans que hacen ver a Los Panchitos como bolcheviques de hueso colorado. 

Eso sí, no deja de ser un gran logro, acto ideológicamente alucinante, que hayan obtenido lo imposible: que los granaderos, analfabestias, como rezaban las canciones sesentayocheras en tiempos de Díaz Ordaz (¿hordas?), hayan pasado a los sectores vulnerables. Lo que antes habría sido un sueño guajiro, que los representantes del orden, la honradez y el ornato conmovieran a la opinión pública. Incluso parecía que a los granaderos se les iba a considerar damnificados y beneficiarios del Fonden, en una extraña pero explicable manifestación del síndrome de Estocolmo. 

Pero lo bonito que, quizá harta de ser vista con conmiseración de mascota, la policía también respondió como dictan los cánones, sacaron fuerzas e hicieron gala de la humanitaria tradición de la que proceden: apañones, calzones chinos, machacamientos y gritos ecuménicos del tipo: “¡Tírense al suelo y arrodíllense!”. 
Eso sin olvidar la querida presencia de grupos de animadores-provocadores, policías vestidos de civil y madrinas para toda ocasión.

Ahí sí, qué bueno que las activistas del grupo Femen que se manifestaron desnudas en la embajada de México en Francia contra la dictadura del PRI, no pasaron por Reforma.

Como sea, los anorcos, en su calidad de ajonjolí de todas las marchas, se robaron la conmemoración de los 45 años del 2 de octubre que no se olvida, gracias a su habilidad para desprestigiar todo lo que tocan, sobre todo los movimientos sociales que de por sí son señalados con índice de fuego. ¿Quién será el Sauron de estos anorcos? 

¿Y los maestros de la CNTE? Precavidos se escondieron tras la vitrola, no están acostumbrados a tanta violencia.

Y todavía Calderón afirma que dejó a México como una sociedad más moderna y de clase media. A lo mejor se refiere al hoy prófugo de Granier, o la hija del ex góber de Aguascalientes, que sabe que en Dubái la vida es más sabrosa.

¡Cooon los anarquiiiistaaas! 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios