10 de Diciembre de 2018

Opinión

Corruptos e ineficientes

Sindicatos corruptos e ineficientes. Las estructuras sindicales mexicanas, en su abrumadora mayoría, son antidemocráticas y poco transparentes...

Compartir en Facebook Corruptos e ineficientesCompartir en Twiiter Corruptos e ineficientes

Sindicatos corruptos e ineficientes. Las estructuras sindicales mexicanas, en su abrumadora mayoría, son antidemocráticas y poco transparentes. Hay toda una fauna de líderes sindicales corruptos y mafiosos, que viven parasitariamente, a costa de sus sometidos agremiados.

Millones de mexicanos somos rehenes de estas mafias. No hay líderes obreros pobres en México, la mayoría son millonarios o multimillonarios, a diferencia de los verdaderos obreros, que con el sudor de su frente se ganan el pan de cada día, privándose con frecuencia de lo más elemental. 

Los sindicatos están bajo una legislación de excepción que les permite no rendir cuentas a nadie y no pagar impuestos; además, les da “poder” para iniciar huelgas sin que éstas sean calificadas antes por la autoridad laboral.

Muchos de estos sindicatos se han convertido en negocios familiares, sin control ni supervisión, al punto que un mismo líder puede llegar a representar hasta dos organizaciones distintas, acrecentando poder e ingresos mal habidos.

Lideres truhanes del sistema antiguo. Líderes que viven en el limbo y se quedaron atrapados en el túnel del tiempo, como escapados de la prehistoria.

La privilegiada “cofradía de chacales”, que atenta contra los trabajadores, es conocida por todos y negada por las autoridades, quienes negocian la ineptitud y corrupción de los dirigentes.

En casi todos los sindicatos los líderes se convierten en verdaderos monarcas; los sindicatos son fundamentalmente negocios muy lucrativos y la ley laboral permite la creación de feudos personales en ellos.

“Los líderes siempre recurren al concepto de autonomía sindical para defender sus privilegios, pero ello sólo ha servido para acabar con las posibilidades de una verdadera democracia sindical o de un manejo transparente de los recursos de los trabajadores”.

La mayoría de los sindicatos está en que no han aceptado modificar estos esquemas caciquiles por qué de lo contrario se acabaría con el negocio que ha permitido sacar de la miseria a estos sujetos para convertirlos en acaudalados personajes de la sociedad quintanarroense.

En el caso que nos ha dejado perplejos, son las recientes revelaciones del actual líder de los taxistas Eliezer Argüelles Borges, quien en días pasados ventiló que el ex dirigente Rubén Pelayo Kuc hurtó del sindicato 11 millones de pesos a través de la gasolinera propiedad de este gremio. 

Lo insólito del delito cometido en detrimento de los taxistas de Chetumal, es que a través de un acta redactada de puño y letra de los mafiosos, se trata de proteger de un encarcelamiento inevitable de presentarse las demandas por robo.

En el libro de acuerdos, los ceporros y cenutrios, citan textualmente: Se aprueba por unanimidad y de forma irrevocable el informe rendido por el C. Rubén A Pelayo Kuc, en su carácter de Srio Gral. Del SUCHAA, y también se aprueba por unanimidad y de forma irrevocable cada uno de los trámites, autorizaciones, actos, convenios, y/o contratos de carácter administrativo y / o jurídico que se haya realizado como representante del SUCHAA, por lo tanto esta asamblea general, extraordinaria como órgano máximo de este sindicato liberar al C. Rubén Pelayo Kuc, de cualquier tipo de responsabilidad y/ o reclamo para todos los fines y efectos legales a los que haya lugar, así mismo, esta asamblea General Extraordinaria como órgano máximo libera a todos y cada uno de los socios que integran el actual comité ejecutivo de SUCHAA, de todo tipo de responsabilidad y de cualquier tipo de reclamo para todos los fines y efectos legales a que haya lugar.

Este párrafo, sin lugar a dudas, es el vivo ejemplo de la confabulación perversa de mafiosos indoctos, que exteriorizan su precaria preparación, tras considerar que un documento de farras pudiera estar por encima de la Constitución. ¡Por favor, qué nivel de esperpentos!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios