18 de Noviembre de 2018

Opinión

Credibilidad, ¿quién es esa señora?

Las empresas imponen a los jueces y réferis que quieren, y muchas veces estos oficiales son gente con poco conocimiento y cometen garrafales errores.

Compartir en Facebook Credibilidad, ¿quién es esa señora?Compartir en Twiiter Credibilidad, ¿quién es esa señora?

Es algo que le hace falta a los jueces de las comisiones de boxeo estadunidenses  y el propio México al dar decisiones  descabelladas perjudicando a un deportista que se esforzó por dar todo sobre el ring, con mejor boxeo, más técnica y condición física.

Esa gente a la que no se le puede llamar “jueces” busca congratularse con los empresarios para seguir siendo beneficiada en funciones que éstos organicen. El sábado pasado se encargaron de “robarle” el triunfo a Bryan Vera, quien por 10 raunds le dio una cátedra de boxeo a Julio César Chávez Jr.

Hasta los mismos cronistas de la televisora que transmitió el encuentro se sorprendieron del resultado, incluso el periodista especializado argentino Eduardo Orestes Lamazón  valientemente desaprobó el resultado y sus papeletas daban el triunfo a Bryan Vera 97-93.

No puede ser posible que jueces impuestos protejan a un peleador irresponsable que ha mostrado indisciplina toda vez que nunca ha podido dar el peso pactado y eso quedó evidente,  pues no se preparó a conciencia en el gimnasio.

El combate fue arriba del peso supermedio, en la categoría semipesada, y fue por ello que junior se vio lento ante un veloz texano que le metió las manos como quiso y desde luego que al finalizar los 10 asaltos el triunfo debió ser para el estadunidense.

Aquí vamos a repetir lo que hemos insistido siempre: no se trata de corrupción de los solones, mucho menos que los jueces reciban algún dinero por venderse, sino que algunas comisiones crean compromisos con los empresarios y ahí tienen los resultados. O sea, las empresas imponen a los jueces y réferis que quieren, y muchas veces estos oficiales son gente con poco conocimiento y cometen garrafales errores, como ocurrió con la jueza que dio empate en la pelea Mayweather-“Canelo”.

Este asunto lo trasladamos a nivel local, lo hacemos con la mejor de las intenciones, porque se están prendiendo los “focos rojos” en algunos resultados de combates como el “regalo” que le hicieron a “Joyita” Herrera y la imposición de oficiales de ring  por parte de las empresas o televisoras.

Nadie duda de la honorabilidad de la Comisión de Boxeo local, pero con la intención de que esas empresas sigan haciendo aquí sus funciones, los comisionados se someten a los caprichos de éstas, por lo que desde ese momento pierden la autonomía y credibilidad al aceptar las imposición del jurado de una pelea.
Con el respeto que se merece la lucha libre, como van las cosas, llegará el momento que el empresario presentará el programa de su función de boxeo con los protagonistas y las personas que fungirán de réferis y jueces y, hasta el campanero, como sucede en el deporte del pancracio.

Es tiempo de hacer una análisis profundo de la situación de los jueces y árbitros de boxeo del país, se han dado resultados controversiales que al final perjudican al boxeo pues con esas decisiones se pierde credibilidad, porque el aficionado piensa que los organismos nacionales o mundiales de la mano de las televisoras están protegiendo a determinado peleador  y con esto las decisiones son descabelladas.

Sin la intención de proteger a los organismos que rigen el pugilismo mundial, les puedo afirmar que en Las Vegas o Los Ángeles, sus comisiones imponen a sus jueces o árbitros en combates de cualquier índole, ellos son los reyes aunque sean malos y no mejores que los mexicanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios