21 de Septiembre de 2018

Opinión

Crisis, un momento de oportunidad

Hoy la sociedad y el sistema nos están encaminando a creer que la realidad que nos va a tocar vivir va a ser una crisis política, económica, social y cultural...

Compartir en Facebook Crisis, un momento de oportunidadCompartir en Twiiter Crisis, un momento de oportunidad

Cuando escuchamos la palabra crisis, damos por seguro que vienen momentos difíciles, donde los gastos de casa, oficina, escuela, etc., se elevan de un día para otro. Es un periodo al que no estábamos preparados ni psicológica ni monetariamente para enfrentarlo.

Pero la realidad es otra: en muchas ocasiones la crisis se encuentra ahí, pero, como no te han alarmado, no conoces los alcances, no sabes qué la ocasionó, estás muy tranquilo, aun cuando los precios suban y vengan acompañados de todos los cambios que una crisis temporal ocasiona. Esto va de la mano con la predisposición, y la manera de actuar y reaccionar que nos indican el sistema y la sociedad que nos han hecho ver que las crisis son momentos negativos, situaciones donde puedes perder todo, donde no es bueno arriesgarse porque hay que ahorrar para “lo que se viene”. Lo peligroso es que ya nos predispusieron a que viene un momento de peligro, donde, si no ahorraste, no vas a sobrevivir. Muchos concordarán en que eso no es más que una reacción que el sistema nos ha obligado a pensar que así sucederá.

Hoy la sociedad y el sistema nos están encaminando a creer que la realidad que nos va a tocar vivir va a ser una crisis política, económica, social y cultural. Que, si no cuidaste tus ingresos y te quedas en casa en lo que llega el “ojo del huracán”, vas a tener momentos de incertidumbre.

No podemos seguir permitiendo que el sistema manipule nuestras maneras de ver y afrontar las situaciones. Un momento de crisis podemos convertirlo en oportunidad para hacer negocios, para consolidar el despacho, consumir y distribuir productos nacionales y locales para fomentar el crecimiento económico de nuestro Estado y país, pero sobre todo y no menos importante para convencernos de que lo hecho en México es de calidad y se le tiene que demostrar al mundo que en estos momentos de “crisis” tenemos una entidad autosustentable que no requiere de productos del exterior para continuar su vida diaria. Que no te atemoricen, que no te predispongan, construye tu futuro, construye tu vida y que ninguna crisis te desvíe del camino a tus metas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios