16 de Noviembre de 2018

Opinión

CU: quemando la mecha

Aquel viernes la marcha llegó a CU al oscurecer, y rompiendo ventanas y puertas, una veintena de encapuchados se introdujo a la torre de Rectoría.

Compartir en Facebook CU: quemando la mechaCompartir en Twiiter CU: quemando la mecha

Un espejo es el eco de la imagen. Florestán

El pasado viernes 19, un grupo de jóvenes del CCH, entre otros, realizó una marcha del parque Hundido a Ciudad Universitaria.

Demandaban la anulación de las expulsiones de cinco alumnos del plantel Naucalpan que agredieron a trabajadores y vandalizaron las instalaciones.

Encapuchados, iban algunos de los que días antes habían dirigido el asalto a la dirección general de los CCH, en la misma Ciudad Universitaria, y sentado a las autoridades en la mesa sin devolver las instalaciones, que varios días después abandonarían.

Aquel viernes la marcha llegó a CU al oscurecer, y rompiendo ventanas y puertas, una veintena de encapuchados se introdujo a la torre de Rectoría, haciéndose del control del símbolo y asiento de la autoridad universitaria.

Desde ese momento, y desde la toma de la dirección general del CCH, empezó a correr el riesgo y a crecer el conflicto por el mero correr de los días y el aumento de sus seguidores, no todos estudiantes de la universidad.
Primero fueron 20, luego se sumaron otros 30 que instalaron un campamento y barricadas, y después más.

El rector José Narro ha recibido el apoyo de la comunidad universitaria, de cinco antecesores, pero el conflicto continúa en medio de un reclamo generalizado para que la rectoría, y con ella la normalidad, sea recuperada.
Esto no ha sucedido, me dicen, para no agravar el problema que, aún hoy encapsulado, se agrava cada hora que pasa sin resolverlo.

No sé quién estará haciendo el cálculo a estas alturas, supongo que el gobierno federal, puesto que la averiguación está radicada en la PGR con el catálogo de delitos cometidos.
Pero nadie se mueve, esperando, quizá, que el conflicto se resuelva por intercesión divina o por muerte natural, opciones inexistentes, cuando lo que se necesita es una decisión política y una acción legal.

De lo contrario, ahí seguirá, acortando su mecha.

RETALES
1. FIN.
Termina hoy este periodo ordinario del Congreso y se instala la Comisión Permanente. Regresarán el 1 de septiembre, pero antes habrá al menos dos periodos extraordinarios para los temas pendientes;
2. TODO. La decisión de Enrique Peña Nieto es invertir, hasta agotar este año, todo su capital político a fin de consumar la reforma hacendaria y la energética además, de la financiera, y dejar el ordinario para el paquete fiscal 2014; y
3. RENUNCIA. Humberto Benítez debía haber renunciado ya a la Profeco, por la filial capacidad de mover a un equipo de inspectores para clausurar un restaurante que no le dio a la hija la mesa que quería. Y en el quehacer de gobierno, sería un mensaje muy fuerte del Presidente a los papás y a los hijos con afanes de clausura. m

Nos vemos mañana, pero en privado

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios