22 de Septiembre de 2018

Opinión

De los que nacen en el Mayab

Escribí 'Del manantial del corazón' porque en tiempos tan violentos necesitamos lanzar palabras amorosas a los niños.

Compartir en Facebook De los que nacen en el MayabCompartir en Twiiter De los que nacen en el Mayab

¿Cuáles son las hierbas que se usan para bañar a las mujeres yucatecas después de dar a luz? ¿Cuáles debe usar para el baño que le ayudará a tener más leche? ¿Por qué se le anuda un hilo negro a la mano de un bebé? ¿Por qué se pone una tijera en cruz bajo su hamaca mientras duerme? ¿Cómo curar el asma en un recién nacido? Con esas y muchas preguntas más me lancé a indagar los ritos y mitos del embarazo, parto y posparto de los que nacemos en el Mayab. 

Yucatán es una tierra llena de magia y misticismo, recuerdo que mi mamá hacía esos rituales con mi hermanito y ahora los repiten con mis sobrinos. Creo que hay en esos rituales un profundo goce por proteger a los bebés y una serie de símbolos que sin duda le  acompañarán en su primera infancia.

Noto que son costumbres que caen al olvido y que el teatro, en su finita forma de proteger y compartir, puede multiplicar estas costumbres para que los espectadores tengan conocimiento y hagan posterior buen uso de ellas. Por eso escribí “Del manantial del corazón”, porque en tiempos tan violentos necesitamos construir otros paisajes, lanzar palabras amorosas a los niños y que éstas les auguren buen presente y futuro.

“Del manantial del corazón” es una coproducción del Fondo Municipal para las Artes Escénicas y la Música 2015-Fonca-Conaculta y Sedeculta.

Me gustaría decir que las historias que comparto en la obra son inventadas, producto de la ficción o de mi imaginación, lamentablemente no es así, esta obra sigue la línea testimonial de “Mestiza Power” y entrega historias de vida, pero también de muerte. Del devastador momento en que las mujeres pierden a sus hijos. 

En mi  trabajo de investigación descubrí los rituales y las costumbres alrededor de los niños que mueren. Tenemos una larga tradición sobre ello, pero pareciera que la muerte impune de las niñas y los niños se está volviendo una nueva tradición en nuestro país. 

Me niego a ello, por eso asumo mi obra como un trabajo de recuperación, pero también como una protesta para que Yucatán proteja a sus niños y vuelva a compartir con ellos los ritos de antaño. 

Un espectáculo diseñado para cuarenta espectadores, para volverlos parte del ritual y compartir palabras amorosas en la ceremonia del hetzmek. 

La obra cuenta con las actuaciones de Andrea Herrera, Addy Teyer y yo. Con música original del maestro Pedro Carlos Herrera, la obra estará en el Centro Cultural Olimpo 2, 3, 9 y 10 de julio a las 20:00 horas. Informes y reservaciones: 2895098.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios