16 de Noviembre de 2018

Opinión

De reelección y chapulines

Mucho más allá de la conveniencia de abrir paso a la reelección de legisladores y presidentes municipales...

Compartir en Facebook De reelección y chapulinesCompartir en Twiiter De reelección y chapulines

Mucho más allá de la conveniencia de abrir paso a la reelección de legisladores y presidentes municipales, estos deben permanecer en sus cargos sin saltar por acto reflejo a la siguiente candidatura en potencia. Porque los políticos chapulines han sido una insoportable constante en nuestro tablero político nacional.

Esto lo hemos padecido en el ocaso de las Legislaturas en Quintana Roo, donde un buen porcentaje de diputados de todas las fuerzas políticas va al abordaje, habitualmente persiguiendo la candidatura a la alcaldía y sin despreciar otras posiciones, como ser inscritos en la planilla o designados coordinadores de la campaña.

En el proceso pasado se rompió un récord de deserciones, inauguradas desde que José Alberto Alonso Ovando solicitó licencia en los albores de la pasada Legislatura para asumir la dirección de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA). 

Y en el reciente proceso local dos diputadas federales –Alicia Ricalde Magaña (PAN) y Graciela Saldaña Fraire (PRD) – abandonaron sus curules para ser candidatas a las alcaldías de Isla Mujeres y Benito Juárez, retornando a sus puestos de inmediato al ser reprobadas en las urnas.

A todo esto, el elector se queda sin su representante original, tanto a nivel de diputados federales y senadores como de diputados locales y alcaldes. Y aunque es una aspiración válida, los aspirantes abandonan sus posiciones en estampida, dejando habitualmente a despistados que difícilmente llegan a comprender las peculiaridades de sus repentinas encomiendas.

La reelección de diputados locales –al menos en Quintana Roo–  tendrá ese inconveniente porque muchos toman sus posiciones como eficaces trampolines para saltar a los Ayuntamientos.

En el caso de los alcaldes, será un ejercicio interesante porque algunos de buena gana aceptarían prolongar su estancia, aunque con el paso de los días vayan generando rechazo al por mayor en grandes segmentos de la población. 

Pero desde ahora hay cuatro alcaldes que están interesados en la diputación federal: Paul Carrillo de Cáceres (Cancún), Mauricio Góngora Escalante (Playa del Carmen), Fredy Marrufo Martín (Cozumel) y Eduardo Espinosa Abuxapqui (Chetumal).

Pese a todo, el tema de la reelección debe ser abordado en definitiva y sin prejuicios, aunque por un trauma histórico quedará siempre al margen la permanencia de presidentes de la República, desde la ejecución del General Alvaro Obregón en 1928.

Por cierto, el poder de convocatoria del nuevo delegado del CEN del PRI, Ulises Ruiz Ortiz, fue sorprendente la tarde y noche de este lunes: diputados federales, diputados locales y alcaldes, unidos en torno al ex gobernador de Oaxaca, quien aterrizó en plan grande. Lo demás será un trabajo a ser evaluado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios