22 de Octubre de 2018

Opinión

De romance con Cuba

El romance en las relaciones entre México y Cuba se ha reanudado con intensidad.

Compartir en Facebook De romance con CubaCompartir en Twiiter De romance con Cuba

México y Cuba han sostenido relaciones diplomáticas desde principios del siglo XX, pero fue a partir de 1959 que se establecieron las características fundamentales de la relación entre ambos países; el triunfo de la revolución derivó en el rechazo de E.U. a las políticas de Cuba, la presión estadounidense logró su expulsión de la OEA y el rompimiento de relaciones diplomáticas entre los países latinoamericanos y el país antillano. 

México fue la excepción al establecer una fuerte relación diplomática con Cuba basada primordialmente en el principio de la no intervención en asuntos internos.

El primer mandatario mexicano en visitar la isla durante el castrismo fue Luis Echeverría en 1975, a partir de ese momento todos los presidentes mexicanos realizaron visitas a Cuba al menos una vez durante su sexenio. 

Las relaciones se comenzaron a tensar durante el gobierno de Ernesto Zedillo, quien en 1999, en la novena Cumbre Iberoamericana, le dijo públicamente a Fidel Castro que para que pudieran haber naciones soberanas era necesario que hubiera hombres y mujeres libres con libertad total para pensar y opinar.

El más grave desencuentro se dio bajo el gobierno de Vicente Fox, quien al viajar a Cuba en 2002 decidió entrevistarse con grupos disidentes que promovían los derechos humanos. 

En marzo de 2002, en Monterrey, durante la Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo, Fidel Castro anunció repentinamente: “Les ruego a todos me excusen que no pueda continuar acompañándolos, debido a una situación especial creada por mi participación en esta cumbre, y me vea obligado a regresar de inmediato a mi país”. 

Días después Castro divulgaba la grabación de una conversación telefónica con Fox, en la que el mandatario mexicano le pedía que después de la comida se retirara de la reunión para no incomodar a E.U. y evitara agredir al presidente estadounidense George Bush. 

La diplomacia cubana culpó al secretario de Relaciones Exteriores, Jorge Castañeda, de tener una actitud hostil hacia Cuba, ambos gobiernos retiraron a sus embajadores y Castañeda llegó a declarar que la relación con Cuba no era prioritaria para México.

En el sexenio de Felipe Calderón la relación no mejoró gran cosa; durante la pandemia del virus AH1N1, Cuba decidió cancelar los vuelos entre ambos países, Calderón quien había planteado reaudar las relaciones diplomáticas declaró que como Cuba había suspendido los vuelos él no podía ir a la isla. La mala relación persistió.

El regreso al poder del PRI marcó la posibilidad de restablecer una relación cordial entre ambos países, el gobierno de Peña Nieto se mostró interesado desde el principio en mejorar las relaciones, el canciller mexicano José Antonio Meade visitó Cuba en septiembre de 2013 con la intención de incrementar el diálogo e incrementar las inversiones; en noviembre del mismo año, México anunció la condonación del 70% de la deuda de Cuba con México, una cifra cercana a los 341 millones de dólares. El restante 30% se refinanció para que se pagara en 10 años.

Además de restablecer una buena relación con Cuba, el gobierno de Peña Nieto tiene otros intereses en Cuba. Vanessa Rubio, subsecretaria de Relaciones Exteriores, declaró que a México le interesa conocer los cambios aprobados en el modelo económico cubano con la intención de potencializar las relaciones económicas, el comercio es un aspecto fundamental en la visita realizada por Enrique Peña Nieto a la isla.

El martes de esta semana el presidente mexicano participó en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños en la Habana, 33 países estuvieron en la reunión y su objetivo principal fue la lucha contra la desigualdad y la pobreza. A la reunión asistió como invitado el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Cuba le ha hecho un guiño de aprobación a la política del presidente mexicano al ser el único mandatario de la reunión en ser articulista invitado en el diario Gramma. 

Peña Nieto ha aprovechado la ocasión para señalar que “gracias al liderazgo cubano, la voz de nuestra región comienza a proyectarse con mayor fuerza en el mundo”. 

Raúl Castro destacó la contribución de México a través del Tratado de Tlatelolco al declarar a Latinoamérica zona libre de armas nucleares: El presidente mexicano manifestó su deseo de  “acompañar y respaldar a Cuba en el proceso de actualización económica y social que ha emprendido”. 

El romance en las relaciones entre México y Cuba se ha reanudado con intensidad. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios