15 de Diciembre de 2018

Opinión

El decálogo de Calatayud

Calatayud es un juez muy conocido porque tiene páginas personales en redes sociales, desde donde comparte reflexiones prácticas para la prevención del delito en menores...

Compartir en Facebook El decálogo de CalatayudCompartir en Twiiter El decálogo de Calatayud

Emilio Calatayud es un afmado juez especializado en justicia para adolescentes de Granada, España.

“Nadie en España ha juzgado a tantos menores como él, un Salomón de Granada que es justo lo que piensa: a los 17,000 chavales que ha sentado en el banquillo, Calatayud los condena a estudiar, a dibujar un cómic, a limpiar la calle y hasta a vivir sin móvil”, es la presentación que hace de él, en una nota de este año, el periódico El Mundo.

Mas allá de su trabajo judicial, que es bastante célebre entre los medios de España, Calatayud es un juez muy conocido porque tiene un blog propio y páginas personales en redes sociales, desde donde comparte reflexiones prácticas y útiles para la prevención del delito en menores y ha criticado la dureza de las penas para los menores que cometen delitos. 

Una de sus aportaciones más conocidas es su famoso “Decálogo para hacer de tu hijo un delincuente”, el cual reproduzco a continuación:

1. Dadle todo cuanto desee, así crecerá convencido de que el mundo entero le debe todo.

2. Reídle todas sus groserías, tonterías y salidas de tono: así crecerá convencido de que es muy gracioso y no entenderá cuando en el colegio le llamen la atención por los mismos hechos.

3. No le déis ninguna formación espiritual: ¡ya la escogerá él cuando sea mayor!

4. Nunca le digáis que lo que hace está mal: podría adquirir complejos de culpabilidad y vivir frustrado. Primero creerá que le tienen manía y más tarde se convencerá de que la culpa es de la sociedad.

5. Recoged todo lo que vaya dejando tirado: así crecerá pensando que todo el mundo está a su servicio; su madre la primera.

6. Dejadle ver y leer todo: limpiad con detergente, que desinfecta, la vajilla en la que come, pero dejad que su espíritu se recree con cualquier porquería. Pronto dejará de tener criterio recto.

7. Padre y madre, discutid delante de él, así se irá acostumbrando. Y cuando la familia esté ya destrozada lo encontrará de lo más normal, no se dará ni cuenta.

8. Dadle todo el dinero que quiera: así crecerá pensando que para disponer de dinero no hace falta trabajar, basta con pedir.

9. Que todos sus deseos estén satisfechos al instante: comer, beber, divertirse… ¡De otro modo podría acabar siendo un frustrado!

10. Dadle siempre la razón: son los profesores, la gente, las leyes… quienes la tienen tomada con él..

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios