22 de Septiembre de 2018

Opinión

Del ‘bejaranazo’ y otros demonios

En plena resaca moral luego de ser exhibido en los medios recibiendo tremendos fajos de billetes, el alcalde perredista Julián Ricalde Magaña se defendió como gato...

Compartir en Facebook Del ‘bejaranazo’ y otros demoniosCompartir en Twiiter Del ‘bejaranazo’ y otros demonios

En plena resaca moral luego de ser exhibido en los medios recibiendo tremendos fajos de billetes, el alcalde perredista Julián Ricalde Magaña se defendió como gato patas arriba de las acusaciones de su correligionario Jaime Hernández Zaragoza, asegurando que ese dinero se uso “legalmente” para los gastos de la transición en el gobierno municipal de Cancún.

El edil, ahora conocido en las redes sociales como #Ricky Ricalde, se sumó a la larga lista de políticos balconeados y desnudados gracias a la comunicación libre e inmediata que ofrece el mundillo virtual.

Esa libertad tiene dos caras: por un lado permite exponer los actos de corrupción y prepotencia de los políticos que antes, sin las redes sociales, hubieran permanecido en lo oscuro; por otro lado la Internet también es el mejor terreno para desatar guerras sucias con infamias y calumnias incluidas.

En el municipio de José María Morelos un medio afín al gobierno perredista circuló en las redes un audio en donde se escucha al candidato a síndico por el PRI, Alejandro Flota, hablar pestes del candidato a alcalde de su partido, Juan Parra López. Esto sucedió poco después de que el tricolor expusiera un video de una presunta agresión a una delegada priísta en un mitin del candidato del PRD, Andrés Flota Castillo.

La guerra política se libra ahora en el terreno de las redes sociales, y se anticipa que estas últimas semanas previas a las elecciones se recrudezca y salgan más trapitos al sol.

De hecho, Julián Ricalde aseguró que hay otros políticos cancunenses que también han sido videograbados, aunque no explicó si en circunstancias tan vergonzosas como las suyas. 

Cancelan fiestas de fin de cursos

Si bien es un acierto que la Secretaría de Educación haya girado instrucciones a los directores de escuelas de nivel básico para que cancelen las fiestas de fin de curso, por generar gastos extraordinarios a los padres de familia, estos en algunos casos ya habían hecho desembolsado su dinero, lo que ha generado molestia en decenas de ellos.

Tal prohibición excluye a los planteles privados, donde se efectúan las fiestas de fin de cursos en forma habitual, sin que para muchos padres de familia impliquen un gasto incontrolable.

Tal tradición se preserva en gran parte de los colegios de paga, donde se ensayan bailes llamativos con sorprendente coreografía, despojando a los alumnos de horas de clase que se destinan a los extenuantes ensayos.

Para los padres de familia con hijos en escuelas públicas, es sin duda un respiro la disposición de la Secretaría de Educación, pero esta debe ser igualmente rigurosa para evitar los abusos con los cobros por concepto de cuotas voluntarias, por citar un ejemplo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios