22 de Septiembre de 2018

Opinión

Del concierto al desconcierto

El carisma, talento y profesionalismo que Alejandra Guzmán demostró...

Compartir en Facebook Del concierto al desconciertoCompartir en Twiiter Del concierto al desconcierto

El carisma, talento y profesionalismo que Alejandra Guzmán demostró el pasado 11 de octubre en el Malecón Tajamar, minimizó el desconcierto que generó la falta de organización por parte de las autoridades, donde al final de la noche, un evento que era gratuito, pero de acceso únicamente con boleto, terminó en espectadores en primera fila sin ticket y personas con pase en mano en medio del manglar, detrás de las vallas de seguridad.

Previo al concierto pactado como parte de las celebraciones por el 40 Aniversario de Quintana Roo, en diversas estaciones de radio, medios de comunicación y dependencias del Ayuntamiento, se estuvieron obsequiando los boletos para tener acceso al magno evento, a celebrarse el 11 de octubre, en punto de las 20 horas, en el Malecón Tajamar.

La idea es que a pesar de ser gratuito, no sería de acceso libre, esto para tener un control de las personas que asistieran y que todo se llevara en completo orden. Entre los boletos existían diversas clases: los completamente blancos, para el público en general; los rojos, para personas VIP, y los dorados, para personas aún más importantes.

A pesar de eso, las vallas habían sido cerradas para acceder a la zona con asientos, y personas sin boleto ocupaban varios espacios y personas con boleto en mano reclamaban detrás de las vallas el que el personal de Seguridad Pública no les permitía el acceso.

A esto se le sumaron los amigos de los encargados de la seguridad y el acceso, que por esa relación de amistad, les permitían entrar con todo y la abuela, los sobrinos, el nieto y hasta el perro, ante la mirada de reprobación de las personas que a pesar de haber estado al pendiente toda la semana para obtener un boleto, de nada les sirvió. 

Reclamos se escuchaban como: para qué dan boletos si ni los toman en cuenta, o ¿por eso fui a buscar boletos en la semana, para que no me dejaran entrar? Y no faltó el que se lamentara no haber llegado más temprano, ya que confiado en que el acceso estaría controlado, se llevó la sorpresa de que el espacio que le correspondía, fue tomado por uno más abusado que se coló horas antes al área con sillas.

A pesar del desconcierto generado por la mala organización, fue el talento de la hija de Silvia Pinal y Enrique Guzmán, lo que mantuvo contento a todos los asistentes, a pesar del desaire sufrido. Y es que además del bloqueo que pasaron muchos de los asistentes al concierto, se le sumó un chubasco, pese al cual continuó con el concierto la Guzmán para deleitar a sus fans, que por un lapso de poco más de dos horas  disfrutaron de sus éxitos de antaño y de los temas de su nuevo disco.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios