10 de Diciembre de 2018

Opinión

Del gris al color piña

Laura Lynn Fernández Piña ha tomado las riendas de la Secretaría de Turismo en nuestro estado...

Compartir en Facebook  Del gris al color piñaCompartir en Twiiter  Del gris al color piña

Laura Lynn Fernández Piña ha tomado las riendas de la Secretaría de Turismo en nuestro estado, cambio de estafeta que alienta las esperanzas de empresarios del ramo turístico que fueron ignorados por un ex titular de Turismo que hizo un trabajo para el olvido, nada rescatable aunque esa área seasolitario motor de nuestra economía, como materia de nuestros proyectos majestuosos y soporte de miles y miles de empleos, directos e indirectos.

La ex diputada local tiene en sus manos una encomienda muy delicada porque en el turismo seguiremos cifrando nuestro crecimiento y desarrollo económicos. Por ello le damos nuestro voto de confianza, aguardando un golpe de timón para dejar atrás el inmovilismo de una Secretaría que debe atender los 10 municipios, comprendiendo por fin que el turismo no se agota en la seductora propuesta de sol y playa.

Muchos empresarios de esta industria sin chimeneas se han quejado en el sur por la falta de proyectos y atención a sus reiteradas demandas, excluidos por criterios insensibles que no asimilaron la importancia de dar impuso a destinos que asombran a propios y extraños, como la Costa Maya (Majahual, Xcalak…) y Bacalar.

Todo Quintana Roo es fenomenal, con atractivos que no se agotan en sus riquezas naturales, ya que son acompañados por zonas arqueológicas en el olvido, ya que la Secretaría de Turismo con sus somnolientos burócratas ni siquiera dirigió la mirada a esta riqueza cultural que se extiende en los municipios sureños de Othón P. Blanco y Bacalar.

Sin ir más lejos, el balneario de Calderitas no ha contado con el apoyo más elemental, pese a contar en sus cercanías con la zona arqueológica de Oxtankah, visitada ocasionalmente por las moscas y lejos de los reflectores del turismo nacional y extranjero que se aventura en estos dominios.

Y ya en los municipios mayas de Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos está la ruta de las iglesias, descuidada como pilar para oxigenar la famélica economía de esa región cuyos jóvenes no han tenido más opción que arribar a los polos turísticos del norte en busca de empleo, abandonando a sus familias.

Laura Lynn Fernández Piña le pondrá un tono intenso a su gestión tan prometedora. Al menos esta esperanza la compartimos con empresarios del sur que le han dado la bienvenida, seguros de que para nada extrañarán al ex alcalde cozumeleño Juan Carlos González Hernández, quien ya ocupa la delegación del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) y tendrá que replantear su comportamiento de gris burócrata.

Por cierto, otros funcionarios deben poner sus barbas en remojo, ya que eso de nadar de a muertito se vale en esta temporada, pero no debe admitirse como un estilo de vida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios