21 de Julio de 2018

Opinión

Del infierno al país de asilo

México se abrió como país de asilo y otra vez se enriqueció con esos niños que fueron compañeros de Julián.

Compartir en Facebook Del infierno al país de asiloCompartir en Twiiter Del infierno al país de asilo

Tatiana Zugazagoitia, bailarina de primer nivel, vive en Mérida y aquí crea cotidianamente. Yo vengo pensando en México, con relación a ella, desde el pasado miércoles cuando vi en el canal principal de Televisa (aunque usted no lo crea, si bien a horas de la madrugada): Gilberto Bosques, el hombre que desafió a los nazis. 

Se trata de un reportaje, con el apoyo de Enlace Judío, realizado por Guillermo López Portillo, quien “reconstruyó, entre campos de concentración, museos y memoriales en Europa y México, la labor diplomática de Bosques durante los duros años del nazismo”.

Huyendo del infierno, Alfred Alexander-Katz y Brígida Alexander llegaron en 1942 a este país de asilo, gracias a uno de los muchos visados con que Gilberto Bosques salvó vidas y enriqueció con ellas a nuestra patria.

Susana Alexander, extraordinaria actriz y madre de Tatiana Zugazagoitia, aparece varias veces a lo largo del reportaje para contar y mostrar los recuerdos de una historia terrible que, gracias a la vocación de México como país de asilo, tuvo un final feliz. Yo veía emocionado esas fotos de Brígida Alexander a quien no sólo tuve la fortuna de conocer, sino que trabajó en una obra mía en la que fue una de sus últimas actuaciones. 

También en 1942 llegó a México, exiliado luego de la Guerra Civil española, y tras pasar por campos de concentración en Francia y salir por Bélgica, un niño de trece años, Julián Zugazagoitia, quien llegaría a casarse con Susana Alexander y ser el padre de Tatiana.

México se abrió como país de asilo y otra vez se enriqueció con esos niños que fueron compañeros de Julián: Luis Rius, Arturo Souto, Tomás Segovia, Juan Espinasa y muchos más (fueron discípulos de mi padre y para mí son hermanos mayores inolvidables).

El abuelo de Tatiana, Ministro republicano, primero de Gobernación y luego de Defensa, Julián Zugazagoitia, fue detenido en 1940 por la Gestapo, entregado a Franco y fusilado en Madrid sin juicio. No llegó a tiempo al país de asilo.

En días en que refugiados centroamericanos cruzan el territorio y son tratados como animales, quienes debemos la vida a la concepción humanista de ese México tenemos el deber de exigirla al México de hoy.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios