21 de Julio de 2018

Opinión

Demoniaca serpiente marina

En la actualidad las ideas de Thomas Hobbes son estudiadas en muchas universidades, en escuelas de ciencia política, derecho, economía, sociología y otras carreras afines.

Compartir en Facebook Demoniaca serpiente marinaCompartir en Twiiter Demoniaca serpiente marina

El temor es la pasión socializadora por excelencia y el miedo, la base del pacto social.- Thomas Hobbes

En la historia de la filosofía política ha habido grandes pensadores, de liberales a estatistas, eclécticos y religiosos. Un autor que influyó en forma muy importante sobre el pensamiento contemporáneo en la forma de percibir al Estado es Thomas Hobbes. Hombre de altísima cultura, tradujo magistralmente la obra de Homero. En la actualidad sus ideas son estudiadas en muchas universidades, en escuelas de ciencia política, derecho, economía, sociología y otras carreras afines.

Para Hobbes tres males causan las disputas entre los hombres: la competencia, la desconfianza y el deseo de fama. La primera es la causa de que las personas se ataquen. En las sociedades modernas, particularmente las neoliberales, se premia competir y ganar, si  además avasallas al rival, mejor.

Desde la primaria nos enseñan que ser el mejor es lo mejor. Salir en el cuadro de honor te da status escolar y prestigio. Siempre las empresas van en busca del mejor promedio, muchas veces por encima de cualquier otro valor. Vivimos en una sociedad donde se privilegia “al mejor”.

El segundo aspecto es la desconfianza: nuestro sistema político-jurídico funciona bajo el común denominador de la desconfianza de todo y para todo. La confianza ha desaparecido de la tipología por lo menos en nuestro país. Casi nadie confía en nadie. Muchas normas jurídicas están elaboradas bajo la premisa de la revisión mutua, de instituciones y órganos que no confían en los demás y viceversa.

Por último, el deseo de fama o de gloria, esto hace que los seres humanos sean egoístas entre sí para buscar la gloria. Según Hobbes: “El temor es la pasión socializadora por excelencia”. Desgraciadamente hay muchas personas que mediante un grito, una amenaza o una intimidación hacen que otras les teman. Algunos de los verdaderos miedos que permean en las sociedades modernas son: la incompetencia, la cerrazón o intolerancia y la envidia.

¡Más vale temer a uno que a todos! Es mejor, diría Hobbes, temer a un Calígula que a mil. Por eso se justifica la idea de Estado. Para controlar estos tres males es necesario un monstruo en forma de demoniaca serpiente marina llamada Leviatán que representa al Estado. Es un mal necesario. Sin un Estado que ejerza su poder sobre todos, los hombres vivirían en guerra unos con otros.

Estemos o no de acuerdo con estas ideas de Hobbes, su valor radica en abordar un tema toral en el desarrollo del Estado contemporáneo: la difícil convivencia entre los hombres.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios