18 de Septiembre de 2018

Opinión

Demos juntos el primer paso en 2013

Y es que la ciudad es eso, nuestra gran casa, y debemos procurar que así sea: una buena casa, la casa de todos.

Compartir en Facebook Demos juntos el primer paso en 2013Compartir en Twiiter Demos juntos el primer paso en 2013

Hace ya ocho meses que esta colaboración comenzó, después de una invitación que me fue extendida para hablar de la ciudad y del medio ambiente; en estos meses hemos hablado de la ciudad, su gente, sus árboles, sus aceras, sus señales, la basura, el ruido, las glorietas y otros temas, todos abordados con el propósito de que entre todos propongamos, pidamos y colaboremos, en la aplicación de acciones y medidas que nos permitan tener una mejor casa.

Y es que la ciudad es eso, nuestra gran casa, y debemos procurar que así sea: una buena casa, la casa de todos; algunos con habitaciones pequeñas, otros con algunas muy lujosas, pero todas integrando una misma casa, una casa que debemos cuidar, mejorar, mantener limpia y segura, pero eso si, entre todos, poniendo cada quien su granito de arena.

A nuestra casa entramos caminando y saludando; así debemos entrar a nuestra ciudad, nuestra gran casa; si entramos en automóvil, debemos hacerlo respetando las velocidades máximas, los espacios y derechos de los demás, saludando; no como quienes entran a ella en sus autos de lujo a velocidades muy por encima de la máxima permitida y exigiendo, a quienes osamos respetar el reglamento vial, que nos hagamos a un lado porque tiene que llegar primero.

En esta casa todos tenemos los mismos derechos y las mismas responsabilidades, todos debemos gestionar su mejora continua, cuidar sus jardines y árboles, y mantenerla limpia; debemos ayudar a nuestras autoridades, pero también pedirles lo necesario por el bien de todos quienes formamos la gran familia que vive en esta gran casa.

Cuando pienso en una ciudad de todos, recuerdo un edificio construido en Amsterdam, en el cual se integran departamentos para familias de todas las clases sociales: ahí viven desde empresarios, hasta jardineros y vigilantes, compartiendo espacios comunes y todos con los mismos derechos; por cierto, el edifico está diseñado para que desde cualquier departamento se pueda ver salir y ponerse el sol. Ahí se mezclan un buen diseño, respetando los derechos de todos, y el concepto de ciudad compleja, en donde todos somos diferentes, cuidando y compartiendo un mismo espacio. Que este 2013 sea nuestro primer paso en este camino.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios