22 de Septiembre de 2018

Opinión

Deportistas militares

Atletas de la Sedena denuncia 'excesos, actos de corrupción, omisiones y favoritismos de parte de mandos para beneficiar o perjudicarles'.

Compartir en Facebook Deportistas militaresCompartir en Twiiter Deportistas militares

Juan Miranda, homónimo de aquel actor de cine, era un marinero camarero. Chilango, bajito, callado, rostro con huellas de acné. Con su corte a “cepillo” y ojos rasgados “El Chino” hacía honor a su apodo... y era un buen boxeador de peso pluma.

Vivía a bordo de nuestro guardacostas y, por ello, podía bajar a la bodega de popa y dedicar varias horas a golpear el costal relleno de arena que él mismo hizo con lona de un toldo desahuciado y cosido con ayuda de algún contramaestre.  En puerto hacía condición corriendo grandes distancias en los muelles o en la playa. Logró buenos lugares en dos Juegos Deportivos que la Marina organizó en la década de los 70.

Como El Chino, había varios marinos que eran deportistas natos, forjados ellos mismos, no como ahora que los que representan al Ejército o la Armada son “becados” con un grado y no pasan lista en los cuarteles. Son los “de alto rendimiento”, algunos asisten a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que se inician hoy. 

Aunque parece que hay problemas porque, según el periodista Jorge Medellín (Estado Mayor MX 1-VIII-16)  a unos días de que comience esa justa olímpica, militares de la Sedena denunciaron, a través de la cuenta de twitter @deporteafondo1, “excesos, actos de corrupción, omisiones y favoritismos de parte de mandos para beneficiar o perjudicar a atletas de la institución”.

En su columna “Exhiben transas en deporte militar olímpico”, Medellín, especialista en temas militares, afirma que los inconformes piden al general Salvador Cienfuegos no permitir ni ceder ante los hechos de corrupción denunciados, tales como cobros y extorsiones a atletas para poder competir, exigencia de regalos especiales para determinados mandos con facultad de seleccionar, recomendar o aceptar a nuevos prospectos.

Ojalá que este problema no afecte la actuación de los deportistas militares que representarán a México, aunque las acusaciones sin duda traerán consecuencias para denunciantes y acusados porque ahora “la ropa sucia no se lava en casa”, y ya se habla de que comenzaron los arrestos.

Anexo "1"

Los de 'alto rendimiento'

Entre los deportistas de  la Sedena están los taekwondoínes María Espinoza, Janet Alegría, Briseida Acosta, Guadalupe Ruiz y Uriel Adriano; los clavadistas Yahel Castillo y Rommel Pacheco; el marchista Horacio Nava, el mediofondista Juan Luis Barrios, el arquero Juan René Serrano y la fondista Marisol Romero, ésta formada en las Fuerzas Armadas; la Semar tiene a la racquetbolista Paola Longoria, los remeros Kenia Vanessa Lechuga y Juan Carlos Cabrera y la maratonista Vianey de la Rosa, entre otros.

Para ingresar a las Fuerzas Armadas, los deportistas deben someterse a un adiestramiento que incluye aprender legislación militar, educación física y otras materias que los preparan para ser soldados (o marinos). Luego se enfocan en un programa deportivo en su disciplina que les permite continuar su preparación para los torneos. Para poder ascender deben cumplir un año mínimo como soldados y dar resultados en competencias destacadas, como los Juegos Olímpicos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios