24 de Septiembre de 2018

Opinión

Dermatología tropical

La Dermatología Tropical es una eufemismo de la Dermatología de la pobreza.

Compartir en Facebook Dermatología tropicalCompartir en Twiiter Dermatología tropical

La Ciudad de Campeche  es la sede del Curso de Dermatología Tropical  en el Sureste de la República Mexicana, organizado por la Academia  Mexicana de Dermatología, los días 15 y 16 de febrero. Este evento es un reconocimiento a la Dermatología del sureste, pero sobre todo  un  esfuerzo integrador de la Dermatología Mexicana, ya que así como México es un mosaico multicultural, la Dermatología no lo es menos.

En este evento participan distinguidos dermatólogos del país,  encabezados por el Dr. Roberto Arenas, micólogo y autor de varios libros; el Dr. Roberto Estrada, dedicado por muchos años   a la Dermatología Comunitaria; el MC Alejandro Bonifaz,  miembro de numerosas asociaciones  de micología, entre otros, así como destacados dermatólogos de la Península de Yucatán.

La Dermatología Tropical es una eufemismo de la Dermatología de la pobreza,  porque comprende aquellas enfermedades que afectan primordialmente a las clases económicas más vulnerables de la sociedad, lo que implica un mayor esfuerzo asistencial por parte de las autoridades y  del cuerpo médico; entre estas enfermedades se encuentra la Leishmaniasis cutánea  localizada  caracterizada por una úlcera y  que es conocida como la “úlcera del chiclero”, descrita por primera vez en nuestro país  en el estado de Yucatán hace poco más de cien años, de la cual existe una forma que afecta órganos internos y puede ser mortal;  todas las formas clínicas de esta enfermedad existen en México.

Otro grupo es el de las Dermatomicosis que en el sureste tienen diferencias con  el resto del país y que en alguna ocasión hemos comentado. Otra enfermedad es la hiperplasia epitelial multifocal, que consiste en verrugas virales en la boca y que tiene un fondo genético muy marcado, de la cual en el sureste se encuentra el mayor número de pacientes en México y quizá del mundo. Aunque no es una enfermedad grave, sí puede llegar a ser incómoda e incapacitante; su estudio multidisciplinario ya se está haciendo en Yucatán y es un verdadero reto para el futuro porque demanda mucho esfuerzo por parte de las autoridades y del área científica.

Este curso hace volver a la dermatología a su  asu  función esencial que es la médica,  ya que en los últimos años los cursos dermatológicos dedican mucho tiempo a la  cosmética, que si bien  es importante y muy demandada por los pacientes y más lucrativa para los médicos, también se aleja un poco del objetivo principal de la Dermatología, que es estudiar y tratar las enfermedades de la piel. La comunidad dermatológica del Sureste agradece a la Academia Mexicana de Dermatología  este afán integrador para tener una verdadera y completa Dermatología Mexicana, que se nutra de todas las regiones de México y al mismo tiempo estimule el estudio de las enfermedades de la piel  en la Península de Yucatán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios