12 de Diciembre de 2018

Opinión

Desentonan con su música de fondo

Cánticos de corte “revolucionario” son entonados para causas que hoy son abiertamente reaccionarias.

Compartir en Facebook Desentonan con su música de fondoCompartir en Twiiter Desentonan con su música de fondo

Sembraremos las tierras de gloria/ ¡Socialista será el porvenir!/ todos juntos seremos la historia/ ¡A cumplir! ¡A cumplir! ¡A cumplir…!

En versión de Víctor Jara, son versos de “Venceremos”, himno del bloque de izquierda que se entonó en la campaña presidencial en Chile ganada en 1970 por el malogrado Salvador Allende.

Lo cantaron el miércoles reciente los activistas (un centenar) de la coordinadora disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación que (varios cubiertos con paliacates o pasamontañas), en protesta por la reforma educativa, irrumpieron con palos, varillas y machetes en la sede alterna del Congreso estatal en Chilpancingo, destrozando sillería, mesas, escritorios, equipo de cómputo, y retuvieron por horas a empleados administrativos, una diputada y siete diputados.

A la denuncia penal que levantó el presidente (perredista) de la Cámara el lunes anterior por el asalto y toma del Congreso guerrerense, sobre estos profesores pesan las sanciones contra quizá diez mil por suspender actividades “por tiempo indefinido” en más de 800 de los 11 mil planteles de enseñanza básica que hay en la entidad, anunciadas por la Contraloría Interna y la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Educación.

Uno de los líderes paristas (Gonzalo Juárez Ocampo) confía en que el gobierno guerrerense no se atreva de verdad a sancionarlos “porque estamos haciendo uso de un derecho constitucional, no podemos admitir una ley injusta, y además pensé que la titular de la Secretaría de Educación (Silvia Romero), por ser guerrerense, conocía al magisterio, que no se va a detener ni con los amagos de descuentos laborales…”.

Pero no solo hay paro de mentores: también están suspendidas las actividades en nueve normales del estado, y la misma Secretaría de Educación advirtió “a los representantes estudiantiles” que “las clases y asesorías de las prácticas profesionales para validez se realizan al interior de las instalaciones” y que, “al no cumplir con el 85 por ciento de asistencia en las actividades académicas y curriculares, los alumnos pierden el derecho a ser evaluados…”

El himno entonado por los que vandalizaron el recinto alterno del Congreso estatal viene a cuento por los del mismo tenor con que animan sus porras los activistas de las normales rurales michoacanas (con resuelto apoyo, de la coordinadora disidente del SNTE), como sucedió con quienes (del Centro Regional de Arteaga, la Escuela Indígena y la Rural Vasco de Quiroga), pese al secuestro y quema de decenas de autobuses, terminaron siendo liberados.

Cánticos de corte “revolucionario” (algunos añejados desde el siglo XIX, como “A las barricadas”), pero entonados para causas que hoy son abiertamente reaccionarias, entonan asimismo los activistas de la coordinadora estudiantil del CCH que tomaron a cristalazos, patadas y fuego las oficinas matrices en Ciudad Universitaria.

Lo que hace la diferencia entre estas coordinadoras es que para las expulsiones y denuncias penales contra quienes vandalizaron esas instalaciones de la UNAM, la ilegal negociación es impensable…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios