17 de Noviembre de 2018

Opinión

Despertar

Para alcanzar lo extraordinario hay que “despertar” al hecho de que somos capaces de “resultados extraordinarios”.

Compartir en Facebook DespertarCompartir en Twiiter Despertar

“Afronta tu camino con coraje, no tengas miedo de las críticas de los demás. No te dejes paralizar por tus propias críticas”.- Paulo Coelho, escritor

Muchas personas han sido programadas para la mediocridad, sin embargo hemos sido diseñados y creados para logros extraordinarios. Un logro extraordinario es el que trae beneficios y plenitud para uno mismo y para los demás. Los padres que forman hijos crecidos y motivados por el amor, enseñándoles a  afrontar la responsabilidad de lo que hacen e induciéndolos a vivir valores como la lealtad, el respeto, la confiablidad, la honestidad, lograrán un carácter recio. Serán padres con logros extraordinarios. 

Para alcanzar lo extraordinario hay que “despertar” al hecho de que somos capaces de “resultados extraordinarios”. Una actitud indispensable es comprometerse a explorar las  oportunidades que se van presentando. Para esto hay que conocer y evitar: 

1) EL TEMOR AL FRACASO que es muy fuerte y tan opresivo y destructivo que detiene el crecimiento emocional y nubla nuestra visión. 

2) EL QUERER EVITAR LA CRÍTICA que nos sabotea aún antes de emprender el camino 
para lograr el objetivo, ya que recibir las críticas es una de las experiencias más duras con las que tenemos que lidiar diariamente. 

La crítica es tan desagradable, desmoralizante y dolorosa que vamos ajustando nuestro comportamiento no para lograr lo que es mejor para nosotros, sino para evitar ser criticados. La crítica hace que abandonemos relaciones que quizás sean fuente de alegría y bienestar. También provoca que no digamos o hagamos cosas que podrían ayudarnos como: -No expreso mi punto de vista que podría mejorar un proyecto o una relación porque qué tal si alguien dice “no seas ridí[email protected]” o “eso nunca funcionará”.  

Para evitar el impacto negativo de la crítica hay que AFRONTARLA haciéndola nuestra aliada. Fijémonos en:  su fuente,  su certeza y nuestra respuesta.

Si es nuestra aliada, su impacto disminuye y se convierte en un gran estímulo para avanzar personal y profesionalmente. Seremos libres para mejorar cualquier situación o relación en nuestra vida a pesar de los riesgos. El primer paso es decirnos y decir: “Voy a considerarlo”, evitando defendernos o atacar. Seguir adelante haciendo ajustes si lo consideramos necesario. INTENTÉMOSLO, ¡es maravilloso

¡Ánimo! hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios