24 de Septiembre de 2018

Opinión

Detractores echarán más leña al fuego tras muertes en el ring

En el ámbito local se han molestado algunos integrantes de la Comisión de Boxeo de Mérida porque hemos señalado sus errores.

Compartir en Facebook Detractores echarán más leña al fuego tras muertes en el ringCompartir en Twiiter Detractores echarán más leña al fuego tras muertes en el ring

Luego de niño ahogado quieren tapar el pozo. En esta columna siempre hemos criticado a las comisiones de boxeo que están al servicio de los empresarios y que arriesgan a los boxeadores.

Mientras esto sucede a nivel nacional e internacional, en el ámbito local se han molestado algunos integrantes de la Comisión de Boxeo de Mérida porque hemos señalado sus errores, ya que no puede ser posible que “por salvar una función” permitan combatir a una pugilista sin salida médica de la Comisión de Boxeo a la que pertenece.

Estas personas no han entendido que todos los exámenes son por la seguridad del mismo pugilista para evitar accidentes fatales en el ring.

Gracias a Dios, nada ha pasado, pero podemos mencionar el caso del vallisoletano Faustino “Tino” Cupul, quien fue autorizado para pelear en cartelera estelar sin salida médica y subió al ring pesando más del tonelaje pactado.

Esto no sucedía cuando gente como José María “Cheché” Escalante Marín, Víctor Salomón Lixa y José Manzur Argüelles dirigían la H. Comisión de Boxeo. Quienes no se dejaron manipular e hicieron respetar el reglamento. Qué bellos tiempos, don Simón.

Hace apenas unos quince días, el mochiteco Jorge “Travieso” Arce venció por nócaut técnico en ocho asaltos al colombiano José Carmona, quien se encuentra en estado delicado. Fue una función organizada por Zanfer, empresa a la que recientemente se le murió en el ring un pugilista.

Las muertes en los encordados son atribuidas a la falta de preparación de los pugilistas, incapacidad de las personas que actúan como terceros en la superficie, los médicos y las comisiones de boxeo, que poco les interesa la seguridad del pugilista.

De acuerdo con estadísticas recopiladas en el análisis Death under the spotlight: The Manuel Velázquez Collection, y con el apoyo de la enciclopedia del boxeo, Julio Amer Alzina, en el pugilismo mundial se ha registrado, en los 123 años de este deporte, la muerte de mil 614 boxeadores, de los que 55 han sido mexicanos.

En fin, afortunadamente Mérida o Cancún cuentan con médicos eficientes, como Mario Vega, quien está cerca del ring para vigilar al pugilista que ha sido noqueado, lo que representa un peligro, y desde luego, con oficiales del ring, llámese referees, con la capacidad  y conocimientos de detener una pelea cuando consideren que el pugilista corre peligro, y así no recibirá castigo innecesario.

No hay que olvidar que aquí fue donde se implantó, como medida reglamentaria, que se le realice examen oftalmológico antes y después de cada pelea a los “gorilitas”, y eso impidió que terminen ciegos, ya que el Dr. Eyder Marrufo Pavía, que sus servicios profesionales eran gratis, salvó de la ceguera a varios por haberles detectado a tiempo problemas con la retina, entre ellos están Fernando “Candelita” Várguez, Enrique “Maestrito” Orozco, Juan Bautista y el “Banano” Escalante.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios