24 de Septiembre de 2018

Opinión

La diabetes, una enemiga mortal y silenciosa

Esta dolencia afecta social y económicamente a las familias de quienes la padecen o a las personas enfermas de diabetes...

Compartir en Facebook La diabetes, una enemiga mortal y silenciosaCompartir en Twiiter La diabetes, una enemiga mortal y silenciosa

Una de las prerrogativas fundamentales del ser humano, sin lugar a dudas, es el Derecho a la Salud.

Si nos atenemos a la definición de salud sabremos que se considera como el punto de equilibrio, en el cual nuestro organismo realiza sus funciones adecuadamente.

En ocasiones nuestros malos hábitos alimenticios, principalmente, o la ingesta de productos que pueden desequilibrar ese estado perfecto, drogas u otras sustancias nocivas nos ocasionan dolencias que pueden devenir en la muerte de quien las padece.

Una enfermedad, enemiga silenciosa que causa alarma mundial es la diabetes, hasta tal punto que la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 14 de noviembre de cada año como el Día Mundial de la Diabetes a través de su resolución A/RES/61/225 de 2007.

De acuerdo con lo dicho por el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, “hay muchas personas en países de medianos y bajos ingresos, donde viven la mayoría de las personas que tienen diabetes, que no pueden permitirse comprar insulina”.

Sin meterme en el tema médico, especialidad de los galenos, sólo comentaré que esta dolencia afecta social y económicamente a las familias de quienes la padecen o a las personas enfermas de diabetes, porque al agravarse no les permite trabajar, además de que al no contar con suficiente dinero no pueden atenderse adecuadamente.

La Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideran este mal como una enfermedad crónica, debilitante y costosa e implica no sólo graves complicaciones para la familia de quien la padece, sino para el mundo entero.

Se estima que para 2040, en el planeta 640 millones de personas padecerán esta enfermedad, incremento notable si se toma en cuenta que actualmente hay unos 400 millones de adultos afectados, de los cuales 5 millones mueren anualmente.

Cuidemos nuestra salud, con los programas preventivos para eludir o paliar esta y otras enfermedades, y no nos olvidemos de nuestros hermanos y hermanas que viven en países menos desarrollados y están seriamente amenazados por la diabetes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios