18 de Septiembre de 2018

Opinión

Diagnóstico apocalíptico

Urge hacer las adecuaciones necesarias para evitar que en unos años a Pemex le suceda algo similar a lo que hoy se vive en lo que fueran los Ferrocarriles Nacionales de México.

Compartir en Facebook Diagnóstico apocalípticoCompartir en Twiiter Diagnóstico apocalíptico

Muy triste es la situación por la que atraviesa Petróleos Mexicanos, pues a decir del secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwel,  ha visto caer su producción de crudo en 835 mil barriles diarios en los últimos ocho años, además de que importa la tercera parte de su consumo de gas y el 49% de sus gasolinas, de modo que a pesar de que contamos con el recurso natural tenemos que adquirirlo a otros países a precios mucho más altos. 

Los resultados del manejo del estado en esta, la “empresa de todos los mexicanos”, han sido desastrosos, de modo que urge hacer las adecuaciones necesarias para evitar que en unos años a Pemex le suceda algo similar a lo que hoy se vive en lo que fueran los Ferrocarriles Nacionales de México, que, aunque ya están privatizados, las diversas empresas que los adquirieron no pueden hacerse cargo ni siquiera de darle mantenimiento a las vías, de modo que según veterano trabajador de esta empresa, para llegar de Mérida a Campeche se requieren de alrededor de 16 horas (en la carretera se hacen si acaso dos horas y media). 

Esto debido a que durante el recorrido es frecuente que los últimos carros descarrillen. “Más tardamos en levantar los carros descarrilados y ponerlos en la vía que en que vuelvan a descarrilar”, comentó este trabajador, quien dijo que la velocidad máxima que se puede alcanzar es de cuando mucho diez kilómetros por hora.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios