12 de Diciembre de 2017

Opinión

Disparejo arranque de la educación

Muy bien otorgar becas a los estudiantes que obtengan los mejores promedios, que reciban una computadora, pero la competencia...

Compartir en Facebook Disparejo arranque de la educación Compartir en Twiiter Disparejo arranque de la educación

Muy bien otorgar becas a los estudiantes que obtengan los mejores promedios, que reciban una computadora, pero la competencia, si es lo que se quiere fomentar para que los alumnos saquen lo mejor de sí, es dispareja: no todos parten desde el mismo punto de salida y no todos corren sobre la misma pista.

El pasado lunes iniciaron las clases y de evento en evento oficial se decía que la base del desarrollo es la educación, se entregaron becas y computadoras y se anunció por parte de la Secretaría de Educación Pública que en una base de datos se podrán revisar las condiciones, plantel por plantel, en el país; qué bueno, pero dudo que aparezca que muchos niños empezaron con el pie izquierdo porque no hay salones, otros ni comenzaron porque no hay maestros, e incluso hay pequeños que no lo hicieron porque sus padres no los inscribieron.

Es una estrategia positiva la de premiar la educación pero debería ser complementaria: lo importante primero es que todos partan desde el mismo lugar, con las mismas condiciones. Las aulas móviles no son lo mismo que un salón por lo menos con ventilador, pero esto ya se ha vuelto una costumbre: atraso de obras, falta de presupuesto, es que la constructora, es que no baja el recurso, es que ya mero acabamos… ¿Estarían conformes los funcionarios encargados del sector educativo si a sus hijos los ponen también en las condiciones en que “comienzan” sus clases miles de niños, año con año?

El artículo 3 de nuestra Constitución es claro: todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado –Federación, Estados, Distrito Federal y Municipios–, impartirá educación preescolar, primaria, secundaria y media superior. La educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias.

Pero ya viene el desarrollo con la educación, ya se puso en cintura a los maestros…

Poco más del 45% de los mexicanos tiene acceso a Internet, mucha de la información que hay sobre escuelas, programas y conocimientos ni siquiera están al alcance de millones de familias, principalmente de escasos recursos económicos y académicos, como si se tratara de mendigar un espacio para que sus hijos aprendan.

Andresito es un pequeño que vive a unos kilómetros de la zona hotelera, es mexicano y vive en el Estado, es de una zona irregular, y por ello su educación será irregular, su crecimiento también por falta de una buena alimentación; lo único que tiene a favor es su espíritu que, como en el caso de muchos niños en este país, es el que los lleva a superarse del nivel de vida y realidad en la que les tocó nacer y empezar a vivir, desde un origen disparejo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios