23 de Septiembre de 2018

Opinión

Divisiones panistas

La aprobación de Escudo Yucatán dividió en dos grandes grupos a los diputados albiazules: por una parte, los locales que aprobaron dicho proyecto y, por otra, los federales que cuestionaron la aprobación.

Compartir en Facebook Divisiones panistasCompartir en Twiiter Divisiones panistas

Actualmente la sociedad recibe un sinfín de información que va calificando como válida o  no válida, algunas le sirven para aprender, otras para divertirse o para entretenerse y también le ayudan a corregir conceptos erróneos. Con información el individuo empieza a construir sus propias concepciones significativas de la sociedad en donde vive, pero ahora con más herramientas puede constituir su propio proceso sobre alguno o algunos sucesos.

Hoy los ciudadanos son más participativos, la educación tiene mucho que ver con este cambio... 

Actualmente dos sucesos políticos externos están definiendo la recomposición drástica de los grupos políticos que se aglutinan dentro del PAN: la primera fue la aprobación y aplicación del programa de seguridad Escudo Yucatán, el cual supone una gran inversión económica en materia de seguridad, y la segunda el conflicto que se vivió el pasado 3 de mayo en la comisaría de Chablekal, donde se utilizó de manera excesiva la fuerza pública para cumplir una orden de desalojo contra el anciano Salvador Euán, lo que motivó que la población se solidarizara con su vecino.

La aprobación de Escudo Yucatán dividió en dos grandes grupos a los diputados albiazules: por una parte, los legisladores locales que aprobaron dicho proyecto y, por otra, los federales que cuestionaron la  aprobación. Y es que los senadores Daniel Avila y Rosa Adriana Díaz Lizama y los diputados federales Joaquín Díaz y Katia Bolio externaron su descontento a través de las redes sociales, lo que propició de manera inmediata la llamada de su líder estatal Raúl Paz para exigirles que no cuestionaran el Escudo Yucatán y que tuvieran más cuidado en sus declaraciones. Esto motivó que la senadora Díaz Lizama intercambiara  reclamaciones por celular y WhatsApp con su dirigente estatal y ahondó la discrepancia entre los dos políticos locales. 

Todos estos reclamos y cuestionamientos han llegado  al CEN del PAN, en donde sus legisladores federales y el ex alcalde de Mérida y actual delegado especial en Sinaloa, Renán Barrera, han documentado esta inconformidad y la han entregado a su dirigente nacional Ricardo Anaya. 

De lo que se vivió en Chablekal, que motivó a la senadora a invitar a sus compañeros para protestar públicamente, los legisladores federales y el ex alcalde Barrera ya plantearon la inconveniencia de que siga la actual dirigencia estatal, ya que temen que en 2018 respalden a candidatos de otro partido.

El delegado de la Semarnat, Carlos Berlín Montero, ya se apuntó para ser considerado uno de los precandidatos del PRI al Gobierno del Estado; su fuerza la tiene principalmente en el medio rural y cuenta entre sus seguidores a varios ex diputados locales y ex alcaldes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios