23 de Octubre de 2018

Opinión

Dolor de cabeza

Uber se vislumbra para darle buena competencia a los taxis de siempre.

Compartir en Facebook Dolor de cabezaCompartir en Twiiter Dolor de cabeza

Para nadie es un secreto que el servicio de taxis en Mérida es prácticamente un monopolio. El Frente Único de Trabajadores del Volante ha tenido el poder para dar mal servicio, tener unidades en malas condiciones y operadores poco capacitados, ya sea que conducen sin respetar las leyes de vialidad, que den un mal servicio a los usuarios o que tengan unidades sucias y en mal estado. Eso sin hablar de lo difícil que es encontrar un taxi, donde sea y a la hora que sea. Lo máximo que me ha tocado esperar para encontrar uno fueron 45 minutos, lo mínimo han sido veinte.  

El FUTV se ha convertido en una unión de personas que votan a favor de un partido político: yo hago que todos mis taxistas voten por ti, pero a cambio quiero que no des más concesiones. Y así es como los ciudadanos nos hemos quedado sin más opción que preferir hablarle al señor que ofrece servicios de chofer, con su coche incluido, y que es fácil de encontrar en Facebook. Son los pioneros de los taxis privados en la ciudad.

Hace unos meses surgió en Mérida un servicio llamado Ryde & Go, el cual, a través de una aplicación en el teléfono, ofrece el servicio de transporte. Aunque sólo está disponible para Android, ha tenido buena acogida entre la población. Ahora, el servicio de taxi más grande del mundo, Uber, ya anunció que llegará a Mérida y los usuarios no podemos estar más felices. Entre la facilidad para pedir un taxi, el pago electrónico y el buen trato, Uber se vislumbra para darle buena competencia a los taxis de siempre.

Para hacerle frente, el FUTV lanzó una aplicación llamada Mi Taxi Yucatán, la cual se puede bajar desde cualquier plataforma y promete un servicio ordenado y eficaz. Le cuento que la instalé en mi teléfono y en lugar de aparecer la página para poder registrarme como usuaria, apareció una pantalla en blanco que no me permitió más. 
Cuando menos tienen la intención de mejorar su servicio, no hay que quitarles méritos. Y también están en su derecho de protestar ante los nuevos servicios que les significarán competencia.

Lo que no se ve bien es que el director de Transporte, en lugar de ser conciliador y buscar la forma para que exista una sana competencia, parezca vocero de los taxistas y condene los nuevos servicios. El tema del transporte ha estado en el ojo del huracán desde el inicio de este gobierno. Se ha prometido desde el principio un mejor servicio, se gastó una fortuna en una investigación y seguimos esperando. Quizá el FUTV les represente un buen número de votos para el PRI, pero no olvidemos que en las pasadas elecciones perdieron Mérida y varios (muchos) municipios importantes. Es hora de cambiar las formas. ¿Qué dará mejor imagen y más votos? ¿Seguir como dinosaurios protegiendo sindicatos o ser modernos y conciliadores fomentando la libre competencia?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios