16 de Diciembre de 2018

Opinión

Don Goyo está enca...

El Popo está enojado entre otras cosas porque todavía a Granier no lo pueden mandar a Tabasco en pesero al ritmo de “Quién pompó”.

Compartir en Facebook Don Goyo está enca...Compartir en Twiiter Don Goyo está enca...

Cada tanto el Popocatépetl deja en claro que no es fuente de tranquilidad, sino de estrés, y se manifiesta en todo su esplendor para que no nos confiemos. 

Recuerdo al chofer de un camión escolar que lograba que nuestra fiera infancia se llenara de temores al explicarnos a detalle que, un día de estos, el volcán cumpliría algún mítico vaticinio y el Apocalipsis caería sobre nosotros, pequeños y ruidosos pecadores. 

Y claro, como nuestra infancia había sido educada por series como Ultraman, Ultraseven y demás historias japonesas donde desde el Fujiyama aparecían toda clase de monstruos, nos ponía más histéricos que Evo Morales y Maduro juntos, porque no los dejaban aterrizar en ningún país europeo de esos que, cual antro after, se reservan el derecho de admisión. 

Los resentidos y sospechosistas alegarán que Don Goyo está enca... porque Jelipillo Calderón pasó por México a exaltar odios y rencores —sobre todo los de su partido—, porque todavía a Granier no lo pueden mandar a Tabasco en pesero al ritmo de “Quién pompó” y la inseguridad se puso como en tiempos de García Luna Productions y el esqueleto de la señora Morales. 

Los más exagerados afirman que anda chipil arrojando materiales incandescentes y cenizas, porque se sabe que en la patria nada más hay 70 mil Góngoras que se hacen pedazos con la manutención de los hijos (algunos dicen que no se caerán hasta que no lleguen los apoyos de Chayito Robles, detenidos porque Peña nomás no afloja los dineros del presupuesto). 70 mil clones del exministro de la Tremenda Corte, Góngora Quiñá Q-uiñá.

Puede ser, pero quiero suponer que el rencor vivo del Popo quizá se pueda aliviar si estos gongoroides dejan de poner pretextos peores que los de Osorio Chong por lo de la inseguridad, y se allegan recursos en el nuevo nicho de oportunidad que PAN y PRI han abierto en Ciudad Juárez: entre 5 y 10 mil pesos por la entrega de pruebas de chanchullos electorales. No sé a cómo esté el kilo de mapache pero no está nada mal. 

Claro, al final no habrá presupuesto que alcance nada más para Baja California, donde el mapachaje con algoritmo incluido va a estar en éxtasis, peor de excitados que la directora de protección civil que andaba manoseando acá gachamente a unos teiboleros y el hijo del candidato priistas de Parras, Coahuila, que mad... al que le bajó a la novia. El Popo exige un sacrificio, aunque sea el de Chepo de la Torre. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios