15 de Diciembre de 2017

Opinión

¿Dónde está el Zorrito Franco?

La agrupación que preside René 'Crucigrama' Medina no reconoce la trayectoria de mentores como Franco Moo y Adriano 'Babe' Mendicuti, dos personajes que su vida es el deporte de los puños y que forjaron pugilistas de calidad.

Compartir en Facebook ¿Dónde está el Zorrito Franco?Compartir en Twiiter ¿Dónde está el Zorrito Franco?

Antonio “Zorrito” Franco Moo ha sido uno de los  más reconocidos manejadores de pugilistas de Yucatán y, tampoco le han hecho un homenaje.

La agrupación que preside René  “Crucigrama” Medina no ha tenido la idea de reconocer la trayectoria de mentores como Franco  Moo y  Adriano “Babe”  Mendicuti, dos personajes que han dado su vida por el deporte de los puños y que en su época forjaron pugilistas de calidad.

Ahora son pocos los gimnasios de boxeo profesional que hay en esta capital y aún así están programando pugilistas para las veladas de corte popular en municipios como Kanasín, aunque le paguen con boletos a los púgiles, ¿No es así Medina?

Nos llegó la información de que en las más reciente función celebrada en la “ciudad de los baches” algunos peleadores tuvieron que vender boletos para poder  ver acción  y eso  no se vale porque estos jóvenes de 4 raunds suben a un ring para ganarse unos pesos, es por eso que “El Crucigrama” se debe dedicar a  motivar a sus colegas a la formación de púgiles que son el futuro de este deporte en la entidad y no de “puch” para empresarios. ¡Zapatero a tus zapatos!.

También nos habíamos enterado que los homenajes a “Babe”  Mendicuti y a “Zorrito” Franco  los haría la Asociación de Boxeo de Aficionados que comanda el  “Pescado” Sosa, y esperemos que no se tarden porque estos reconocimientos se deben hacer en vida.

De los mentores veteranos que aún siguen trabajando con jóvenes tenemos a Mendicuti, que con problemas visuales sigue enseñando y agarrando las manoplas a sus pupilos;  desde luego que en el gimnasio “La Lupita” está Jorge “Fito” Jiménez, otro veterano mentor forjador de pugilistas como el locuaz  Freddy “Chato” Castillo, asimismo en Valladolid, Héctor Mendieta.

Por otra parte, recibimos un mail de algunos aficionados que aseguran que el vallisoletano Aarón “La Joya” Herrera  se “rajó” ante Jorge “Maromerito” Páez  porque el golpe en la nuca no fue contundente y sólo fue un pretexto para no continuar el combate que ya se le estaba complicando.

Además, señalan que a los 5 días de la pelea se le vio al de Valladolid entrar a un centro nocturno como si nada.

En verdad, sabemos que Aarón entrenó fuerte para esa pelea ya que le tuvo marcación personal  su manager, el cubano Julio Tarrago, pero fuera del gimnasio ¿Quién lo cuidó?

Aquí declinamos opinar porque sólo “La Joya” Herrera conoce su físico y en las condiciones que  se encontraba para esa pelea.

En fin, fue un combate que pasará a la historia porque fue  la primera función de boxeo que se hizo en el Coliseo Yucatán, y esperemos que también sea la última, y la controvertida decisión porque para algunos debió haber perdido Herrera  por abandono al dar la espalda ya que el empate técnico fue una vacilada, nunca debió existir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios